Logo UCMA
Solicita Información
+376 878 300

¿Qué aplicaciones tiene la inteligencia artificial en la ingeniería?

Universitat CarlemanyTecnología e Innovación
  • Home
  • Actualidad
  • Blog
  • ¿Qué aplicaciones tiene la inteligencia artificial en la ingeniería?
Las aplicaciones de la Inteligencia Artificial (IA) en la ingeniería son diversas, y la interrelación es un hecho.
¿Qué aplicaciones tiene la inteligencia artificial en la ingeniería?

Un Bachelor en Ingeniería de Organización Industrial trata, precisamente, de integrar estos saberes. Aquí explicamos más detalles.

Las aplicaciones de la Inteligencia Artificial en la ingeniería

Las distintas aplicaciones de la Inteligencia Artificial en la ingeniería se llevan a nivel práctico. Hay que tener en cuenta que, con el Big Data, es posible encontrar nuevas posibilidades prácticas. Por eso mismo, el conocer los usos de la Inteligencia Artificial es crucial para tu organización o empresa.

Recuerda que la industria funciona de forma interdisciplinar, de ahí que no extrañe que varios campos trabajen en conjunto. Existen diversas aplicaciones donde la Inteligencia Artificial produce mejoras en la ingeniería; estas son las más importantes:

  1. Mejora de la seguridad

La mejora de la seguridad es uno de los beneficios que aporta la Inteligencia Artificial (IA) en la ingeniería. Y esto se aplica indistintamente en los procesos de fabricación, en la guarda de las instalaciones o en el control de calidad.

Uno de los principales problemas en la ingeniería radica en las fallas de seguridad. Pues bien, gracias a la IA, se puede afinar en este sentido para minimizar los problemas.

  1. Búsqueda de nuevas oportunidades

El Big Data facilita la consecución de nuevas oportunidades de negocio o de diseño. No en vano, es mucho más fácil discriminar la información errónea y, de esta manera, tomar decisiones conscientes, reduciendo el margen de error.

Indudablemente, el desarrollo de la ingeniería informática es un puntal para ello. En este sentido, si se puede analizar datos, y hacerlo en gran cantidad, es más fácil encontrar nichos de mercado.

  1. Mejora de los procesos productivos

La Inteligencia Artificial mejora los procesos productivos en todas las escalas. Por esa razón, es conveniente que tengas presente esta posibilidad tecnológica, porque los márgenes de error van a reducirse ostensiblemente.

Una de las ventajas de la Inteligencia Artificial es, precisamente, la de adelantarse a los posibles problemas. Y esta toma de decisiones anticipada implica una mejora de la producción y del uso de los recursos.

  1. Automatización de los procesos

La Inteligencia Artificial permite, también, mejorar en la automatización de procesos. Cuanto más desarrollada esté, más fácil es la toma de decisiones y la analítica de datos. Esto es tanto más importante cuando se trata de trabajos de una cierta entidad.

La automatización sirve, igualmente, para que se mejore la eficiencia en todos los sentidos. Y esta es una prioridad para las industrias y para las administraciones. La Agenda 2030 considera prioritario este objetivo, que es, concretamente, el ODS 12 Producción y consumo responsables.

  1. Mejora de los diseños, otra de las aplicaciones de la Inteligencia Artificial

Cuando se trata de mejorar los diseños, la Inteligencia Artificial es una buena opción. Una vez más, y gracias al Big Data, es más sencillo plantear prototipos y distintas posibilidades, adaptadas a lo que necesitas.

Cuando hablamos de ingeniería, la precisión es condición sine qua non. Pues bien, afortunadamente, con la IA se aumentan las probabilidades de trabajar con mayor exactitud.

Ejemplos de inteligencia artificial

Las aplicaciones de la inteligencia artificial son varias, en el sentido práctico. Y saber qué dispositivos se utilizan no es baladí. Aquí indicamos de qué manera la implementación práctica se hace realidad con eficacia:

  1. Cámaras y sensores

Las cámaras y los sensores son muy útiles, puesto que permiten mejorar la seguridad en todos los sentidos. Una cámara automática te permite comprobar en tiempo real el funcionamiento de las instalaciones existentes. Y los sensores son especialmente interesantes, puesto que limitan la comisión de errores o los accidentes.

La integración de este tipo de artículos conforma los equipos de visión artificial. Y, con ello, se mejora la experiencia en todos los procesos, desde el diseño a la fabricación. Lo ideal es que se instale el elemento que necesites según las características de tu organización.

  1. Aparatos detectores

Hoy en día, el Internet de las Cosas (IoT) ha multiplicado las posibilidades de detección y analítica. En primer lugar, porque con un simple teléfono móvil conectado a internet puedes realizar numerosas acciones de detección. Y, en segundo lugar, porque existen varios artículos que, mediante conexión a internet, ayudan a la detección.

Además del teléfono móvil, nos podemos encontrar con termómetros, relojes, gafas u otras posibilidades. Y este tipo de dispositivos pueden, o no, estar integrados con una centralita o con los elementos de fabricación.

Todo esto, indudablemente, es importante para cualquier tarea de mantenimiento o diagnóstico. En una obra de ingeniería, todo lo que ganes en exactitud es imprescindible.

  1. Robots y máquinas automáticas

La inteligencia artificial en la ingeniería también se aplica en la robótica. De hecho, nos referimos a un paso más allá, porque ya no se trata solo de reproducir comportamientos, sino de anticiparse o decidir racionalmente entre la mejor opción. En función del tipo de robot, será más conveniente una opción u otra.

Qué duda cabe que, en todo lo que tenga que ver con procesos productivos, esto importará, y mucho. Por lo tanto, todo lo que ayude a fabricar mejor es óptimo. Eso sí, hay que señalar que la robótica puede perfeccionarse mejor.

  1. Equipos de computación

Las aplicaciones de la inteligencia artificial, evidentemente, también llegan a los equipos de computación. Cuando se trata de diseñar prototipos o de hacer simulaciones, es conveniente que te propongan cuál es la mejor solución. Gracias al desarrollo del Big Data y a la mejora de la velocidad de los procesadores, se consigue una mayor exactitud.

Este es otro de los usos de la inteligencia artificial. Los equipos de computación, igualmente, también pueden servir para integrarse en otros equipos. Por lo tanto, esta es una buena manera de mejorar cuando se realiza algún proyecto o trabajo de ingeniería.

Conclusión

Las aplicaciones de la inteligencia artificial en la ingeniería son varias, y en los próximos años estas van a aumentar. Esto va a contribuir a que aparezcan nuevas opciones, y a que estas sean de mejor calidad. Conocerlas y saber en qué ámbitos se trabajan es esencial para que mejore el desempeño profesional.