Logo UCMA
Solicita Información
+376 878 300

Cómo vestir para ir a una entrevista de trabajo y qué debes evitar

30 de abril de 2024Dra. Maria Eulàlia TorrasEmpleabilidad
  • Home
  • Actualidad
  • Blog
  • Cómo vestir para ir a una entrevista de trabajo y qué debes evitar
Cómo vestir para una entrevista de trabajo es una de las dudas más habituales entre quienes han sido citados a una reunión de este tipo. Acertar con el atuendo y tener una conducta correcta es muy importante, porque influye en la imagen que el personal encargado del reclutamiento se va a formar sobre los aspirantes al puesto.
Cómo vestir para ir a una entrevista de trabajo y qué debes evitar

¿Cuál es la vestimenta adecuada para una entrevista de trabajo?

Es distinto tomar parte en el proceso selectivo de una empresa que busca personal directivo, que en el de una compañía interesada en hacer contrataciones para trabajar en un almacén. El primer paso para acertar cuando se trata de cómo vestir para una entrevista de trabajo, es tener en cuenta el puesto al que se aspira.

Si es un trabajo en el que, normalmente, no se exige ir con traje o demasiado elegante, no es necesario acudir a la entrevista con un estilismo de este tipo. De hecho, esto sería bastante inadecuado.

Ropa sencilla y sobria

El atuendo variará en función de la empresa que ha concertado la entrevista y el tipo de puesto que oferta, pero en todo caso, el estilismo elegido debe ser sencillo y sobrio, conformado por prendas con las que la persona se sienta cómoda.

Es recomendable que elijas prendas similares a las que llevarías en tu día a día a trabajar sí, finalmente, te contrataran en esa empresa.

Los colores, mejor neutros

Un color demasiado estridente o un estampado muy vistoso puede distraer la atención de quien está realizando la entrevista, o transmitir la sensación de que se es una persona demasiado atrevida, y eso último no siempre es bueno.

En lugar de arriesgar con los colores, se aconseja llevar colores neutros, porque son más sobrios y transmiten una sensación de mayor elegancia.

Lo bueno de estos tonos es que combinan fácilmente entre sí, lo que te permite llevar un estilismo cuidado hasta el último detalle sin necesidad de llevar toda la ropa del mismo color. Puedes, por ejemplo, combinar una camisa beige con un pantalón negro.


Calzado cerrado y limpio

El calzado elegido para la entrevista debe ir acorde con la ropa que se lleva puesta, pero hay que descartar tanto las zapatillas deportivas como las sandalias.

Aunque la entrevista sea en verano, lo más adecuado es un zapato cerrado que, además, debe estar totalmente limpio.

Accesorios: los mínimos posibles

A una entrevista se pueden llevar accesorios, pero deben ser siempre los menos posibles, y esto es algo que se aplica tanto a mujeres como a hombres.

Los complementos refuerzan la vestimenta, pero no deben llevarse nunca el protagonismo. Por eso, con un anillo y un reloj suele ser más que suficiente. En caso de utilizar varios accesorios como pulseras, hay que evitar que hagan ruido al chocar entre sí.

¿Qué no se debe usar en una entrevista de trabajo?

Camisetas

Aunque el puesto ofertado no implique ir siempre con camisa, lo más adecuado para ir a la entrevista es llevar una camisa o un jersey. Las camisetas no están recomendadas ni para hombres ni para mujeres, ya que son prendas muy informales.

Prendas con texto

Antes hemos visto que es recomendable elegir ropa con tonos neutros en lugar de estampados demasiado vistosos, y con las prendas que llevan algún tipo de texto o mensaje pasa lo mismo. No es la más adecuada si estás pensando en cómo vestir para una entrevista de trabajo.

Por un lado, el texto puede distraer la atención de quien realiza la entrevista y, por otro lado, es posible que el mensaje que transmite la prenda no encaje bien con la cultura y los valores de la empresa.

Prendas nuevas

Al recibir una llamada para asistir a una entrevista de trabajo, suele surgir la tentación de ir a comprar ropa. Sin embargo, a una cita tan importante como esta es importante acudir con prendas que ya conozcas.

Una chaqueta o una camisa nueva podría tener alguna etiqueta que no has visto, y causar picores y molestias en un momento en el que necesitas toda la serenidad y tranquilidad posible.

Prendas que no hayan sido lavadas y planchadas recientemente

La ropa que lleva mucho tiempo en el armario suele tener arrugas, a pesar de que estuviera planchada cuando se guardó, e incluso puede haber cogido algo de olor a humedad.

Unos días antes de la entrevista, lava la ropa y plánchala y, si es una prenda que hace tiempo que no te pones, antes de hacer este proceso pruébatela para comprobar si te sigue quedando bien.

Demasiado perfume

El perfume que utilizas también influye mucho en la imagen que transmites. Lo importante en estos casos es que no tenga un aroma muy fuerte.

Si te gustan los perfumes intensos, una manera de no producir un efecto demasiado cargante con tu aroma, es que el día de la entrevista te apliques menos cantidad de la habitual.

Ropa demasiado ajustada o demasiado grande

Las tendencias de moda masculina y femenina van de extremo a extremo, se lleva la ropa muy ajustada o muy grande y, en ambos casos, estas prendas no son adecuadas para una entrevista de trabajo.

Lo ideal es elegir ropa que se ajuste bien a tu silueta, pero sin marcar nada en exceso. Es decir, prendas de corte "regular".

En el caso de las mujeres, se desaconseja el uso de faldas cortas, siendo la largura más adecuada la que queda justo por encima de la rodilla. Además, en caso de llevar falda, se recomienda el uso de medias, incluso en verano.

Tanto los hombres como las mujeres deben abstenerse de llevar camisetas sin mangas. Como vimos antes, es mejor escoger una camisa o un jersey, pero siempre con algo de manga.

Sabiendo cómo vestir para una entrevista de trabajo, ya tienes algo de ventaja sobre el resto de personas que se postulan para el puesto. Sí, además, te has formado con uno de los programas de la Universitat Carlemany, tu nivel de empleabilidad mejora todavía más.

Autora: Dra. Maria Eulàlia Torras

eulalia torras

Directora del Bachelor en Psicología

Doctora en Sociedad de la Información y el Conocimiento (Psicología). Doctora en Psiquiatría y Psicobiología Clínica. Licenciada en Psicología.

Los ámbitos de investigación y profesionales en que se focaliza se centran en la Psicología vinculada al contexto social actual: la Inteligencia Artificial, la Sociedad de la Información y el Conocimiento. Ha publicado 40 artículos, 3 libros, 17 capítulos de libro y materiales de aprendizaje. Profesora acreditada por l’Agència Nacional de l’Avaluació de la Qualitat i Acreditació (ANECA) y por l'Agència de la Qualitat Universitària (AQU).

Asignaturas que imparte:

  • Psicología social
  • Psicología y vida digital