Son personas apasionadas, creativas, enérgicas, idealistas y optimistas sobre el futuro, con curiosidad y amplio interés por el conocimiento, y una motivación para contribuir en la mejora permanente de nuestro entorno. Por ello, deben estar preparados para contribuir de manera significativa, tanto a la comunidad de la Universitat Carlemany, como a la sociedad en general. El alumnado demuestra: 

  • Curiosidad intelectual.
  • Iniciativa individual.
  • Liderazgo.
  • Pensamiento innovador.
  • Actitud colaborativa.
  • Ciudadanía global.
  • Amplio interés en una variedad de temas.
  • Curiosidad sobre el mundo y su gente.
  • Impulso continuo para sobresalir.
  • Orientación a la comunidad.
  • Espíritu emprendedor e inventivo.
  • Potencial de liderazgo.
  • Capacidad de colaboración.
  • Dedicación al colectivo.

Todas las personas que presenten estas características, junto con un rendimiento académico sobresaliente y logros excepcionales, merecen acceso a la mejor educación disponible.