5 de Febrero

Ventajas de estudiar online

Universitat Carlemany

Share: 

Flexibilidad, internacionalidad, ausencia de desplazamientos... Estudiar online ofrece multitud de ventajas que la convierten en una metodología en auge por la que se decantan cada día personas de todas partes del mundo. El factor más importante a la hora de escoger una determinada metodología de estudio es la adaptabilidad de la misma a cada persona. La formación online cuenta con una serie de características que te contamos a continuación, y que la convierten en una manera de estudiar capaz de adaptarse a la rutina de cada persona.

Además, el estudio online no presenta diferencias de calidad respecto al estudio presencial. Un informe realizado por IBM afirma que el alumnado de clases online aprenden 5 veces más materia que en las clases presenciales.

¿Cuáles son las principales ventajas de estudiar online?

Como ya se ha señalado anteriormente, hay muchas ventajas en la educación a través de internet. Algunas de las principales son:

Ausencia de desplazamientos

No es necesario desplazarse a un espacio concreto para realizar una formación online. Esta puede cursarse desde cualquier lugar en el que haya conexión a internet. Además, esto permite escoger el espacio en el que cada persona se siente más cómoda: desde casa, en una biblioteca o cafetería, etc. Esto además tiene una repercusión directa en el ahorro de tiempo y dinero, ya que cualquier trayecto queda descartado y no es necesario recurrir a ningún transporte.

Flexibilidad

Sin lugar a dudas, la mayor de las ventajas de estudiar online es que se puede hacer sin tener que depender de desplazamientos ni de horarios. Es posible estudiar en una universidad desde cualquier lugar, lo único que se necesita es conexión a internet y un dispositivo, como un portátil o un smartphone.

Además, se puede acceder a las clases en cualquier momento, lo que permite compaginar los estudios con el trabajo o con la vida personal. Igualmente, el material formativo está disponible en cualquier momento.

Formación continua

El mundo se encuentra en constante cambio, y todas las disciplinas profesionales precisan de una actualización continua de los conocimientos y metodologías, para poder desempeñarse correctamente. La formación online puede ser especialmente interesante para profesionales en activo, que quieran renovar sus conocimientos, o ampliar su aprendizaje sobre una temática concreta. 

Networking

Conectar con personas de todas las partes del mundo tiene infinidad de ventajas que la formación online propicia. Gracias a las herramientas actuales y a la conexión a internet, es posible realizar trabajos en grupo de manera simultánea con personas de todas partes del mundo, y nutrirse mutuamente de las experiencias de cada persona.

Tecnología

Los programas actuales cuentan con multitud de funcionalidades que sirven como recursos para el alumnado. Por ejemplo, las clases grabadas permiten seguir cualquier materia aunque no se haya podido asistir a una o varias clases. Esto da la oportunidad de repasar o volver atrás en la sesión tantas veces como cada persona necesite para entender los conceptos explicados. Además, los chats durante la clase permiten aglutinar dudas durante la sesión que pueden ser respondidas durante la clase o al finalizarla. 

Adaptabilidad

La adaptabilidad es una de las principales ventajas de la educación online. No solo por el hecho de que puede ser realizada desde cualquier parte, sino también porque cada persona puede organizar la formación según su propia rutina.

Acompañamiento

Si algo favorece el canal online es el acompañamiento del profesorado a las consultas del alumnado. Cualquier duda o consulta puede ser planteada durante la clase, o a posteriori a través de correo electrónico. No es necesario esperar hasta la próxima sesión para resolver una duda.

Artículo Relacionado: 
5 consejos para estudiar mejor