12 de Noviembre

Ventajas de la energía eólica que debes conocer

Universitat Carlemany

Share: 

La energía eólica tiene una enorme cantidad de ventajas. Pero antes de entrar en materia y señalar de la energía eólica ventajas muy interesantes, veamos un poco más acerca de este tipo de energía renovable.

¿Qué es la energía eólica? ¿Cómo se consigue?

Esta energía es la que se consigue mediante la energía cinética que se origina gracias al movimiento del aire. Este se convierte en electricidad gracias al uso de turbinas eólicas o sistemas de conversión especialmente creados para este fin. En primer lugar, el viento golpea las aspas de las turbinas, y las hacen girar, así como la turbina en sí. Este movimiento hace que la energía cinética se convierta en rotacional, lo que produce a su vez la energía eléctrica mediante el electromagnetismo.

La cantidad de energía eólica que se puede conseguir depende en gran medida de las turbinas usadas y de lo largas que sean sus aspas. Si consideramos que la salida es directamente proporcional al tamaño del rotor y al cubo de la velocidad del viento, podemos hacernos una idea. También es importante saber que, si la velocidad del viento es mayor, el potencial de obtener la energía eólica es considerablemente superior.

Todo esto, hace que este tipo de energía, completamente natural, esté creciendo entre los consumidores de electricidad cada día más. No sorprende.

Energía eólica, ventajas de las que podemos disfrutar

A estas alturas ya es innegable que las energías renovables no son recomendables, sino que, para no dañar nuestro medioambiente es una obligación el utilizar energía que no dañe nuestro planeta.

Esto es lo que ocurre con la energía eólica, ventajas tiene muchísimas en este aspecto, ya que no contamina nada, no se agota y reduce en gran medida la utilización de combustibles fósiles. Esto es importante porque los fósiles son el origen de las emisiones contaminantes que provocan el efecto invernadero y que calientan el planeta peligrosamente.

Por si esto fuera poco, la energía eólica tiene más ventajas, como, por ejemplo, que está disponible en todo el mundo. Esto ayuda mucho a que no haya que "comprar energía" y se puede generar puestos de trabajo y beneficios para los ciudadanos a nivel local.

Otra ventaja de esta energía es, por ejemplo, que, al producir electricidad con su uso, se favorece la sostenibilidad de nuestro planeta al hacerlo de manera eficiente.

No contamina

Como hemos dicho, la energía que sacamos del viento no produce sustancias ni gases tóxicos ni contaminantes. En los tiempos que corren es importante trabajar para que el consumo de energía sea responsable y ecológico, y así lo conseguimos. Si tenemos en cuenta que estas sustancias pueden hacer que los distintos ecosistemas se acidifiquen, la energía eólica es una gran opción.  Pero la cosa no se queda ahí, puede causar enfermedades.

Igualmente, es perfecta para preservar los recursos hidrológicos de nuestro planeta, ya que tiene una huella de consumo de agua muy baja. 

Su transporte es mucho más económico

A diferencia de otras energías, el transporte de la energía eólica es mucho más barato, ya que una de las ventajas que tiene es que no necesita esas tuberías gigantes para llevarlas de un lado a otro. Por su parte, esta energía renovable se transporta a través de las redes eléctricas, siendo también mucho más respetuosa y responsable con nuestro entorno.

Gran capacidad de crecimiento

Las posibilidades de crecimiento de esta forma de energía renovable tienen un gran potencial. No ha alcanzado su techo ni de lejos. De hecho, el uso de la eólica aún no pasa del 10% en nuestro país, y es muy interesante saber que solo con ella se podría proporcionar energía a todo el mundo, puesto que no tiene fronteras.

Es más económica que otras, y mucho más segura

Los únicos costes que presenta la energía eólica es el de los parques y procesos que necesita para su generación, mientras que otro tipo de energía es mucho más costosa de producir y consumir. Además, la seguridad es una de sus características principales, mientras que la nuclear (por ejemplo) no está exenta de accidentes.  Es absolutamente segura de usar.

Gracias a ella, se puede generar mucha más energía

Hay muchas personas que no conocen este dato, pero la cantidad de energía que puede producir un generador a pleno rendimiento es muy similar a la que genera una tonelada de petróleo. A diferencia de este, la energía eólica evita la quema diaria de millones de litros de petróleo, con la consiguiente eliminación de esos componentes tóxicos que se liberan a la atmósfera.

También es menos agresivo para los suelos

Esta es otra de las ventajas que tiene sobre otras energías la eólica. No ejerce efectos nocivos ni agresivos sobre el suelo, ni lo erosiona más, lo que también fomenta el cuidado de nuestros suelos, sin contar con el de la atmósfera.

El agua tampoco se ve afectada

Para producir determinados tipos de energía, es necesario alterar fuentes de agua. No es así en el caso de la energía eólica, puesto que no se hace uso de ellas ni se vierten en ellas residuos.

Como ves, en lo referente a la energía eólica, ventajas es lo que no faltan. Todo depende de cómo se aproveche, pero sin lugar a dudas, es una forma de energía más que recomendable para incluir en cualquier empresa, pequeño negocio o vivienda. 

Cada vez es más necesario contar con personas que se puedan formar bien para:

  • Entender los objetivos de desarrollo sostenible
  • Hacer una planificación y gestión de los recursos energéticos.
  • Ser capaz de analizar económicamente un proyecto de estas características
  • Definir y optimizar los rendimientos y procesos energéticos