20 de Octubre

Cómo contribuye la transformación digital en la sostenibilidad empresarial

Universitat Carlemany

Share: 

Saber cómo influye la transformación digital en la sostenibilidad y en la Administración de Empresas tiene gran relevancia y aquí lo explicamos.

Transformación digital para empresas y sostenibilidad, ¿cómo se relacionan?

La transformación digital para las empresas, indudablemente, tiene como elemento principal la competitividad y está asociada a la sostenibilidad.

Es central señalar que la Agenda 2030 ha establecido políticas estratégicas encaminadas a un crecimiento global sostenible. La digitalización, en este sentido, puede resultar una aliada ya que, además, está situada en la agenda política de los Estados. No ha de extrañar, pues, que hoy en día se considere un reto estratégico para la mayoría de las empresas.

Hay que recordar que el desarrollo de la conectividad favorece esa digitalización. Hoy el 60 % de la población mundial ya tiene acceso a la red y esta cifra no hace sino crecer año tras año. Por lo tanto, estamos ante una cuestión de índole estratégica. A esta circunstancia hay que sumarle que la mayoría de las conexiones a Internet ya son por dispositivos móviles, lo que obliga a tener en cuenta esta realidad, también en lo laboral.

Conviene tener presente esta circunstancia, porque la transición digital es un hecho en todas las economías desarrolladas. Y saber de qué manera nos puede beneficiar positivamente se convierte en un punto interesante.

Las cuestiones concretas en las que la digitalización contribuye a la sostenibilidad son las siguientes:

Reducción de emisiones de carbono

La reducción de emisiones de carbono es una de las principales ventajas de la transformación digital. Y esto no ha de extrañar porque necesitarás menos papeles, menos desplazamientos y menos trámites. Como norma de aplicación general, todo lo que te permita hacer más con menos, reduce las emisiones.

El cálculo estimado es que las empresas que realicen la transformación digital reducirán entre un 84 % y un 98 % las emisiones. Por lo tanto, es evidente que, si quieres contribuir a un mundo más sostenible, esta es una opción interesante. Lo que sí hay que señalar es que la cantidad de emisiones varía mucho en función del planteamiento de entrada. No todos los sectores permiten la misma reducción, ni todos los dispositivos. Eso sí, una buena transformación digital llevará a una mejora integral en varios aspectos.

En estos casos, para que la transformación digital para empresas dé todo lo que puede dar, lo mejor es realizar una planificación de objetivos. Esto servirá para que conmensuremos hasta dónde queremos llegar y cómo.

Reducción del consumo de electricidad

La reducción del consumo de electricidad es otra de las ventajas que están asociadas a la transformación digital. Y esto no ha de extrañar porque la falta de centros fijos obliga a duplicar los trámites. En este sentido, el desarrollo de los servicios en la nube ha ayudado mucho a minimizar esta problemática.

El sistema antiguo obligaba a tener uno o varios discos duros físicos. Y, para más inri, obligaba también a tener que desplazarse para cuestiones prescindibles. Esta nueva circunstancia no solo sirve para empresas, sino también para las administraciones. La nube reduce el impacto ambiental, así como el consumo energético, y lo hace de forma sostenible. Por esa razón, en los últimos años esta opción se ha generalizado en todo tipo y tamaño de empresas.

El cálculo actual es que la reducción del consumo de electricidad puede ser de hasta el 65 %. Si a esto le añadimos el uso de dispositivos con funciones de ahorro automático de energía es indudable que tendremos una ventaja competitiva. Por lo tanto,  avanzar en este camino se convierte en un reto generalizado.

Optimización en el uso de los recursos

La optimización en el uso de los recursos es otro de los efectos importantes de la transformación digital, y tiene dos vertientes. En primer lugar, el poder realizar la misma actividad con menos medios y en segundo, la disponibilidad de más recursos para realizar lo que consideres oportuno.

Sea como sea, la experiencia es que la optimización de los recursos se basa en la sostenibilidad. Es decir, si necesitas menos papel o menos ordenadores se tendrán que talar menos árboles o extraer menos minerales. En consecuencia, estamos ante una acción que tiene un impacto social positivo. Si hay un reto al que nos tenemos que enfrentar en el futuro es, precisamente, el de la gestión correcta de los recursos. O dicho de otra manera, utilizar solo aquello que realmente necesitemos.

Además, hay que señalar que la optimización llega a varias áreas. No se trata solo de las actividades que realices tú, sino de la repercusión que tiene en los demás eslabones de la cadena, desde el aprovisionamiento a la comercialización.

Reducción de los desplazamientos

La reducción de los desplazamientos es otra consecuencia sostenible, y lo es porque reduce las distancias y facilita el acceso al trabajo. Además, una empresa digitalizada puede funcionar a distancia, enviando trabajos a la nube.

Es cierto que hay una brecha digital por aminorar, pero también lo es que esta opción permite que otras personas que, de otra forma, no podrían teletrabajar, lo puedan hacer. Esto supone, en definitiva, que la transformación digital favorece el desarrollo sostenible y justo. Por lo tanto, vale la pena considerar este punto. Si hay algo importante para hablar de desarrollo sostenible es que este llegue para todos.

A esta cuestión se le va a dar creciente importancia, porque servirá para difuminar fronteras entre urbano y rural. Además, permitirá que mejore la calidad de vida de las personas que trabajan.

Conclusión

La transformación digital para empresas, por muchos motivos, es una oportunidad muy interesante cuando hablamos de sostenibilidad. Además, conseguirás ser más competitivo y lograr que la implementación de cambios sea real. Por lo tanto, no estará de más que sepas cómo se puede lograr. El futuro está en conjugar avances tecnológicos con sostenibilidad.