29 de Abril

¿Qué es el trabajo flexible y cuáles son sus ventajas?

Universitat Carlemany

Share: 

En un mundo interconectado como nunca antes lo había estado en la historia, hablar sobre qué es el trabajo flexible y cuáles son sus ventajas, resulta de lo más lógico y responde a una necesidad muy actual.

En la Universitat Carlemany tenemos la flexibilidad laboral muy presente a la hora de enfocar nuestros programas. Y, además, lo hacemos desde la perspectiva del desarrollo sostenible, porque el presente debe ser flexible y sostenible para garantizar un buen futuro para todos.

¿Qué significa ser un trabajador flexible?

Mucho se habla de entornos organizacionales que ofrecen flexibilidad laboral a sus empleados, algo que cada vez es más habitual y que sigue evolucionando.

Sin embargo, al otro lado de esa flexibilidad por parte de la empresa se sitúa el trabajador que demanda esa flexibilidad. Se trata de profesionales que comprenden que el trabajo es una parte de la vida, y que es importante que ocupe su lugar al mismo tiempo que permita el desarrollo personal.

No siempre se trata de personas con responsabilidades familiares, la conciliación de la vida personal y laboral es una necesidad expresada por gran parte del conjunto de trabajadores.

Para lograr que una persona alcance la conciliación a través de la flexibilidad laboral, es importante que su disposición sea adecuada y muestre apertura al cambio.

Esta capacidad permite la adaptación a los cambios, y es esencial si se implanta un sistema de trabajo flexible. Hay personas que, ante los cambios, muestran cierta rigidez e incluso manifiestan rechazo. Esta fórmula, por lo tanto, no será indicada para ellas.

¿Cómo es trabajar en un trabajo flexible?

En el momento actual, son diferentes los factores que determinan el modo de trabajar con flexibilidad. Asimismo, hay determinantes que permiten su implantación y, a la vez, obstáculos que impiden que se desarrolle con éxito. Vamos a enumerar algunos de ellos:

Teletrabajo o trabajo online

La situación que hemos vivido desde 2020 nos ha llevado en un viaje acelerado al teletrabajo. Esta imposición del trabajo online ha sido para muchas empresas la prueba de fuego y, a la vez, la demostración de que esta forma de trabajo es posible. Los resultados han indicado que la productividad no se ve afectada, e incluso en algunos perfiles puede verse aumentada.

Eso, unido a la reducción de costes asociada, ha hecho que esta opción haya venido para quedarse. El teletrabajo permite conciliar la vida personal con la laboral al permitir, entre otras cosas, una reducción considerable en los tiempos de desplazamiento.

Por objetivos y no por horas

En un trabajo flexible se acostumbra a trabajar por proyectos/objetivos y no tanto por horas. Esto quiere decir que se anteponen los resultados obtenidos en los plazos marcados sobre las horas efectivas trabajadas. Algo que tiene sentido, ya que no se es productivo 8 horas diarias seguidas durante 5 días a la semana. Aún así, ha costado verlo, y todavía cuesta.

Un sistema de trabajo por objetivos permite al trabajador organizar su tiempo de trabajo atendiendo a sus necesidades, pero también respondiendo a su productividad percibida y conocida.

Conciliación

No conviene confundir el trabajo flexible y la conciliación con trabajar menos y producir lo mismo, o trabajar menos y producir más.

Conciliar tiene también que ver con trabajar de modo sostenible, sin que suponga un aumento del estrés o de la carga de trabajo. No son pocas las ocasiones en las que medidas como la reducción de jornada no son bien aplicadas, y la persona trabajadora se encuentra con que tiene que sacar el mismo trabajo en menos tiempo.

Beneficios

Cuando hablamos sobre qué es el trabajo flexible parece que todo son ventajas, pero ya hemos visto que para algunas personas puede no ser así. Señalamos los beneficios que suele aportar un trabajo flexible:

  1. Ganar tiempo en el caso de teletrabajar, sea o no un modelo híbrido con parte presencial.
  2. Autonomía en el trabajo que permite aumentar la autoconfianza en la persona trabajadora.
  3. Aumento de la responsabilidad de los profesionales y equipos por alcanzar objetivos.
  4. Tranquilidad por poder atender a las necesidades familiares y propias.

Ejemplos de flexibilidad laboral

Si pensamos en qué es el trabajo flexible, seguro que se nos ocurren definiciones que incluyen los siguientes ejemplos. Al fin y al cabo, son estos y su aplicación los que definen esta filosofía o concepción del trabajo.

  • Entradas y salidas flexibles: las empresas que permiten esa adaptación horaria logran que sus empleados puedan gestionar de manera más libre sus horarios. Les permiten conciliar sin necesidad de realizar trámites administrativos como reducciones de jornada.
  • Jornadas parciales temporales: ofrecer el trabajo parcial a quienes trabajan en las empresas es una opción que ayuda a la conciliación. No solo a la familiar, puede suponer una gran ayuda a quienes quieren complementar su formación o realizar proyectos en paralelo.
  • Trabajo híbrido o semipresencial: la posibilidad de elegir de qué manera desempeñar el trabajo es uno de los beneficios que más facilitan la conciliación, y que son más sostenibles. Influyen también en el bienestar laboral.
  • Permisos especiales: nos referimos a aquellos permisos que se suman a los que ya se recogen en los convenios o contratos laborales. En ocasiones, poder solicitar un permiso puede prevenir bajas voluntarias o abandonos por parte de los trabajadores. Puede ser, por ejemplo, un permiso sin sueldo de un tiempo determinado para realizar pruebas u obtener certificaciones.
  • Semanas laborales de 4 días: esta reciente iniciativa que se está implantando en diversas empresas en Europa, busca aumentar la satisfacción y el clima laboral al dar más tiempo "libre". Conviene tener en cuenta que esta propuesta no consiste en distribuir el tiempo total en solo 4 jornadas, sino en reducir el tiempo total de trabajo semanal.

Conclusiones sobre el trabajo flexible

Por todo lo anterior, en la Universitat Carlemany creemos que la flexibilidad en entornos laborales es beneficiosa para organizaciones, para sus trabajadores, colaboradores y todas aquellas personas implicadas en el desarrollo de negocio.

Sin duda, las empresas más flexibles son más sostenibles en su manera de entender el modelo productivo y la realidad empresarial actuales. Necesitamos empresas que apoyen este modelo y acojan a profesionales que sepan trabajar en estos entornos y quieran hacerlo.