11 de Abril

Tecnología sostenible: qué es, características y ejemplos

Universitat Carlemany

Share: 

La tecnología sostenible se ha convertido en una palanca de avance en las empresas, tanto por productividad como por sostenibilidad

¿Qué son las tecnologías sustentables? Definición y ejemplos

Las tecnologías sustentables o sostenibles son aquellas que buscan no comprometer los recursos naturales en el futuro. Por otra parte, hay que decir que, para que sea una tecnología sostenible, esta ha de reducir el uso de recursos naturales en todas las etapas, desde la creación a la puesta en marcha y, finalmente, en la utilización o reciclaje.

Los ejemplos de tecnologías sustentables que existen son numerosos. En primer lugar, hay que hacer referencia a los sistemas cloud, por el ahorro de papel y de recursos. El segundo ejemplo paradigmático es el de la Inteligencia Artificial (IA), también en el sentido de reducir pasos. Además, hay que hacer referencia al Business Intelligence, como tecnología que ayuda a mejorar. También la realidad virtual puede cumplir con un papel importante. Finalmente, las redes 5G, que han llegado para quedarse, son un ejemplo de tecnología sostenible.

En el ámbito más material, podemos hacer referencia a las instalaciones fotovoltaicas o eólicas. Por otra parte, también las calderas de biomasa conseguirían este objetivo. En los últimos años, se han extendido los motores de hidrógeno como alternativa. Además, los coches eléctricos se han convertido en una opción de uso común.

En definitiva, hay que señalar que las tecnologías sostenibles pueden ser no materiales o materiales. Por esa razón, son varios los aspectos que hay que tener presentes en su implementación.

¿Cuáles son las ventajas de la tecnología sostenible?

Las ventajas de las tecnologías sostenibles son diversas, y lo son para el conjunto de la sociedad. No en vano, su implementación aporta varias mejoras de interés. Vamos a hacer referencia a las más importantes:

Uso óptimo de los recursos

La premisa básica de hacer más con menos se consigue gracias a las tecnologías sostenibles. Así, la idea es conseguir los mismos resultados o mejores utilizando menos energía. Esto, en contextos de necesidad o de cambio climático, es un valor muy importante. Por lo tanto, no tiene que extrañar que el uso de estas tecnologías sea cuestión básica en las agendas.

Reducción de la pobreza

La reducción de la pobreza es otra de las consecuencias de implementar esta tecnología. Hay que tener en cuenta que, al quedar más recursos naturales disponibles, es más sencillo hacer un reparto justo y equitativo. Si el acceso a estas tecnologías es democrático, se conseguirá reducir la pobreza y aumentarán las oportunidades.

Reducción de las desigualdades

La reducción de las desigualdades es otra de las vertientes que se pueden conseguir con un buen uso de estas tecnologías. En este caso, lo que se impone es que haya un acceso igualitario a las mismas o, como mínimo, democratizado. Por ejemplo, un acceso generalizado al 5G puede servir para reducir las desigualdades.

Creación de más puestos de trabajo

Las tecnologías sostenibles ocupan un nicho de mercado importante y requieren de trabajadores especializados. Por lo tanto, también crean nuevos puestos de trabajo. Este es un aspecto que hay que señalar, en referencia a las posibilidades que ofrecen. En los últimos años, se ha multiplicado la demanda de profesionales en relación con carreras tecnológicas.

Favorecen la economía circular

Paradójicamente, y aunque el uso de las tecnologías pueda ser global, favorecen la economía circular. No en vano, es más sencillo trabajar sin necesitar insumos lejanos y, además, se puede trabajar en red desde un mismo punto. Por lo tanto, puede ser un buen aliado para este nuevo paradigma de crecimiento económico.

Mejora del acceso a la información y la educación

Las tecnologías sostenibles son, también, una posibilidad para mejorar el acceso a la información y la educación. Y es que el bajo coste que tienen y su proyección para todos los públicos pueden facilitar el conocimiento.

Esta es una de las premisas de la sociedad actual. En consecuencia, no está de más tenerla en cuenta. Hoy ya es un lugar común la formación a través de videoconferencia, por ejemplo, y el desarrollo de las redes 5G lo está estimulando.

¿Cómo ayuda la tecnología al desarrollo sostenible?

La tecnología puede ayudar de varias maneras al desarrollo sostenible. Y esto se ha generalizado en varios ámbitos de actividad. Las siguientes son las más importantes:

Conservación de los recursos naturales

Las tecnologías pueden ayudar a la conservación de los recursos naturales. Lo cierto es que hoy, una de las condiciones que se le exigen a una mejora tecnológica es que sea sostenible. Hay que tener en cuenta que, si se necesitan menos recursos, estos se conservarán mejor. Por lo tanto, este es un ejemplo práctico de ayuda.

Reciclaje

Las tecnologías pueden ayudar al reciclaje, y hacerlo de varias maneras. Por ejemplo, si se diseñan nuevos artículos de componentes que se puedan reciclar. Esto, a la larga, servirá para conseguir un uso óptimo de los recursos. Es evidente que, en el caso de reutilizar materiales, se necesitarán menos.

Mejora de la eficiencia energética

La mejora de la eficiencia energética se puede conseguir de varias maneras gracias a la tecnología. En primer lugar, utilizando tecnologías sostenibles de encendido y apagado automático. Por otra parte, gracias a internet, realizando un trabajo de seguimiento continuo para saber cuál es la situación real y optimizar el consumo. Finalmente, utilizando dispositivos que generan un menor consumo energético.

Reducción de las emisiones

La reducción de las emisiones es otro de los aspectos que se consiguen gracias a las nuevas tecnologías. Hoy en día, como se busca conseguir más con menos recursos, se reduce el impacto ambiental y, con ello, las emisiones de gases contaminantes. En consecuencia, este es uno de los indicadores objetivos de hasta qué punto la tecnología ayuda al desarrollo sostenible.

Conclusión

La tecnología sostenible ha llegado para quedarse, de ahí que sea sumamente importante conocerla y ver qué puede hacer por nosotros. Por ello, no está de más contar con unas nociones de lo que significa. Hoy el binomio entre tecnología y sostenibilidad es imprescindible.