26 de Octubre

5 razones para estudiar Nutrición y Dietética en la Universitat Carlemany

Universitat Carlemany

Share: 

La posibilidad de estudiar Nutrición y Dietética en la Universitat Carlemany es interesante por varios motivos. Esta entrada indica cuáles son las principales razones que has de considerar para cursar este tipo de formación.

Las 5 principales razones para que puedas estudiar Nutrición y Dietética

La Nutrición y Dietética es un campo de saber con creciente interés. Y esto sucede indistintamente con colectivos y con individuos. No en vano, problemas de salud como la obesidad son una pandemia a la que hay que buscar solución.

xPor otra parte, hay que pensar que la nutrición también se adapta a las cuestiones culturales. Y esto tiene que ver, por ejemplo, con cuestiones como la religión o las convicciones personales. Hoy en día se hace necesario, muchas veces, diseñar planes de nutrición o dietas personalizadas y, por supuesto, vale la pena tenerlo en cuenta. En consecuencia, este es otro elemento que han de considerar los nutricionistas.

Además, hay que recordar que los últimos avances tecnológicos y científicos nos permiten saber más sobre los alimentos. Por ejemplo, hasta hace pocas décadas eran desconocidos los beneficios de la quinoa. Hoy, gracias a las analíticas avanzadas y al análisis genético, sabemos más sobre los alimentos.

Los motivos por los que te conviene estudiar Nutrición y Dietética en el centro son varios. Estos son los más importantes:

1. Disciplina en crecimiento a largo plazo

Una de las razones por las que estudiar esta disciplina es que va a seguir creciendo en los próximos años. Alimentarse lo suficiente es imprescindible, pero también es importante saber "cómo hacerlo".

Y esta preocupación por una buena alimentación también llega a todos los sectores y edades. Un niño, un adulto o un anciano tienen, como colectivo, unas necesidades nutricionales específicas. Por otra parte, las nuevas patologías que surgen son, también, un motivo por el que se da importancia a la Nutrición y Dietética.

Además, hay que recordar que la esperanza de vida global aumenta, y también lo hacen determinadas dolencias asociadas a una mala alimentación. Por lo tanto, la necesidad de realizar seguimientos nutricionales a un número cada vez mayor de personas está ahí. Es bueno, en consecuencia, que tengas estas cuestiones en cuenta a la hora de valorar las opciones de esta formación.

Lo cierto es que las necesidades van a aumentar y, por eso, conviene tenerlas en cuenta. Esto hace que el interés por la nutrición no solo no desaparezca, sino que aumente. Y esto no va a cambiar en un futuro próximo.

2. Múltiples oportunidades laborales en el sector privado

Las posibilidades laborales que proporciona esta formación en el sector privado son múltiples. Y hay que señalar que puedes trabajar indistintamente por cuenta ajena o por cuenta propia.

La primera opción, y la más conocida, es la asesoría especializada en Nutrición y Dietética. En este caso, puedes realizar el seguimiento de una persona o de un grupo, controlando su peso o diseñando un plan de alimentación específico. Esta necesidad no deja de crecer año tras año, de manera que hay una demanda de buenos profesionales.

Otra posibilidad es la de trabajar en laboratorios, ya sea para controlar la calidad de los alimentos como para comprobar los distintos componentes o investigar. En algunos casos, esta opción se tendría que complementar con alguna formación científica complementaria.

Por otra parte, es posible dedicarse a la docencia en centros privados. Es posible dar clases de estudios reglados, pero, también, puedes impartir formaciones para manipulación de alimentos. Una variante sería la docencia en centros universitarios, aunque indudablemente esta modalidad tiene una vertiente pública.

Además, esta formación también es útil para los visitadores médicos. No en vano, los medicamentos tienen una serie de interacciones en ocasiones que conviene conocer.

3. Aplicación en las políticas públicas

La Nutrición y Dietética es una disciplina que tiene un especial interés en el ámbito de las políticas públicas. Vale la pena pensar que los Estados dan una importancia estratégica a la alimentación como una cuestión de salud pública, también donde no hay problemas de hambre.

Por ejemplo, la sanidad pública está incorporando nutricionistas de forma habitual. Y esto sucede indistintamente en los hospitales, pero también en los centros de salud. Por lo tanto, esta es una de las salidas profesionales más comunes en el sector público.

Además, conviene señalar que las políticas públicas también se aplicarán en sentido macro. En los departamentos de Sanidad públicos hay profesionales que asesoran a los gobernantes.

4. Investigación de nuevas propiedades

Las labores de investigación son otra de las salidas profesionales que existen. En este caso, sin embargo, nos referimos al descubrimiento de nuevas propiedades.

Hay que señalar que, en este caso, la investigación se puede realizar en centros universitarios o en empresas. Esta investigación, por otra parte, puede tener, o no, reflejo en la docencia. Sea como fuere, esta es una de las vertientes más apreciadas cuando se estudia esta disciplina.

En consecuencia, es recomendable que tengas en cuenta esta cuestión porque puede ser una salida laboral útil. Y, además, con una gran proyección de futuro.

5. Control de la calidad de los alimentos

El control de la calidad de los alimentos es otra de las razones por las que estudiar esta carrera. Y conviene señalar que esta analítica es clave porque permite controlar la trazabilidad y evitar intoxicaciones masivas.

Hoy en día, lo común es que en todas las fábricas de alimentación haya un responsable del control de calidad. Este hace una analítica de los distintos parámetros para comprobar que no hay problemas. Y, lo que es más, esta analítica se hace durante el proceso de fabricación, pero también con las materias primas. Además, hay que recordar que esta ya es una obligación legal en la mayoría de los países.

En definitiva, un especialista en Nutrición y Dietética estará, también, habilitado para realizar funciones de control de calidad.

Conclusión

La idea de estudiar Nutrición y Dietética es interesante por varios motivos. Hoy existe la posibilidad de formarse en una opción de futuro y con varias aplicaciones prácticas. En consecuencia, conocer las principales razones por las que cursar estos estudios es útil.