5 de Agosto

¿Qué es el diseño social? Fundamentos y objetivos

Universitat Carlemany

Share: 

El diseño social es la forma en que las marcas y organizaciones deciden representarse a sí mismas en las redes sociales.

Este es un nuevo campo del diseño que ha surgido como respuesta a las limitaciones de las redes sociales actuales. Quieren brindar a los usuarios una experiencia más personalizada de las empresas mediante el uso de técnicas de minería de datos. Algo que, por cierto, ya se incluye en el temario de los estudios en diseño

El diseño social no se trata solo de cómo las marcas quieren ser vistas en las redes sociales; también se trata de cómo deben comportarse en ellas. En otras palabras, el diseño social engloba las pautas que deben seguir las empresas a la hora de utilizar estas redes para interactuar con sus clientes. Puede verse como un conjunto de mejores prácticas para las marcas y organizaciones en el diseño de plataformas de redes sociales.

 

¿Cuál es el objetivo del diseño social?

El diseño social es un campo impulsado por la experiencia, que se centra en el uso de tecnología interactiva para crear entornos en los que las personas puedan comunicarse e interactuar entre sí. También puede describirse como la ciencia de hacer que la tecnología sea más natural, cómoda y atractiva para los usuarios. En resumen, su objetivo es reducir el número de pantallas y promover una mayor interacción humana.

Se puede decir que se trata de un nuevo tipo de diseño que combina la tecnología digital con las interacciones sociales. Promueve las relaciones entre personas, lo que facilita que los usuarios conecten entre sí en la vida real.

Es un proceso en el que diseñadores y partes interesadas colaboran para crear experiencias sociales nuevas e innovadoras. Dicho proceso se basa en un enfoque de diseño centrado en el ser humano. Enfatiza que el comportamiento humano, la psicología, los valores y las necesidades deben ser el foco del diseño de productos.

El diseño social se puede describir como un campo emergente arraigado en la colaboración multidisciplinaria.

 

¿Cómo se relaciona con el diseño gráfico?

El diseño social es el proceso de diseño para plataformas de redes sociales, tal y como se ha señalado anteriormente en este artículo. Es una habilidad que combina aspectos de diseño gráfico, comunicación y diseño de servicios.

A pesar de lo que muchas personas puedan pensar, no es un proceso fácil. Incluye comprender cómo se lee el estado de ánimo de las personas y reaccionar en consecuencia, diseñar un sistema que sea simple e intuitivo, comprender la vida de los usuarios, y más. Estas habilidades son necesarias para cualquiera que desee entrar al campo del diseño social.

Los diseñadores que trabajan esta disciplina, lo hacen en departamentos de marketing, branding y comunicación para empresas que quieren promocionarse de manera efectiva en plataformas de redes sociales como Facebook o Twitter. Utilizan sus habilidades de diseño gráfico para crear imágenes y videos para publicar en distintas redes sociales, para transmitir un mensaje positivo sobre la empresa en cuestión. También son responsables de la experiencia del usuario en estos sitios asegurándose de que sean fáciles de navegar y comprender.

 

Los fundamentos de este tipo de diseño

Ha evolucionado a lo largo de los años, y es una forma de diseño que se puede utilizar de muchas formas. Puede usarse para crear sitios web, aplicaciones, logotipos, publicaciones en redes sociales o cualquier otra cosa para una empresa. Los fundamentos del diseño social están estrechamente relacionados con el usuario. Esto se debe a que se trata de comprender al público objetivo y guiarlo a través de una plataforma o aplicación.

El objetivo final es comprender lo que necesitan los visitantes para completar una tarea y guiarlos a través del proceso de conversión con facilidad. La navegación debe ser intuitiva y ordenada, pero también debe proporcionar suficiente información sobre quién es la empresa, qué hace y por qué debería importarle a los usuarios.

Los fundamentos del diseño social se enfocan en diseñar un plan de contenido para el visitante, que comienza en la página de inicio y luego guía a los visitantes por un camino lógico de una página a otra. Esto se denomina divulgación progresiva: dar a los usuarios solo la información que necesitan en un momento dado.

 

¿Por qué usar el diseño social para una marca?

Las redes sociales son una poderosa herramienta de marketing que las marcas pueden utilizar para aumentar su visibilidad y conectar con los clientes.

Funciona mejor cuando están integradas en la estrategia general de marketing, en lugar de verse como una plataforma independiente. Para que las redes sociales funcionen para una marca, se necesita diseño social: la capacidad de comunicar los valores de una empresa de una manera auténtica en los canales sociales.

Uno de los principales objetivos del diseño social es generar interés en los productos y servicios que ofrece una empresa. Algo que puede lograr proporcionando una experiencia atractiva tanto para los consumidores, como para los clientes potenciales en los canales de las redes sociales. El diseño social también debe tener la capacidad de generar interacciones significativas entre los seguidores de la empresa mientras genera clientes potenciales que se conviertan en clientes en la tienda.

 

Comprensión de los fundamentos del diseño social: arquitectura de la información, experiencia del usuario y una sólida identidad visual

Comprender los fundamentos del diseño social es fundamental para diseñar una experiencia social eficaz.

La arquitectura de la información es la organización conceptual y física de la información, generalmente en un sitio web u otro producto en línea. Se trata de cómo las personas usan el sitio y qué pueden hacer en él.

El diseño UX es una parte integral de la arquitectura de la información, porque abarca todo, desde la navegación de nivel macro hasta las microinteracciones, como los estados de desplazamiento del mouse para menús y botones. Los diseñadores sociales deben centrarse en simplificar las interacciones, hacer que la navegación sea intuitiva, y proporcionar señales visuales para ayudar a las personas a comprender cómo funciona un producto.