26 de Mayo

¿Qué es el Día Mundial de la Nutrición y por qué se celebra?

Universitat Carlemany

Share: 

Como sabemos, a lo largo de todo el año se celebran una gran cantidad de Días Mundiales e Internacionales, y todos ellos tienen su razón de ser. En muy pocos días, más concretamente el próximo 28 de mayo, se celebrará el Día Mundial de la Nutrición, y es precisamente de él del que vamos a hablar en este artículo. Si quieres saber por qué se celebra, a continuación, lo explicamos.

28 de mayo, Día Mundial de la Nutrición

El Día Mundial de la Nutrición es una efeméride que se celebra en todo el planeta, cuya misión es recordar y hacernos conscientes de que mantener una dieta equilibrada y adecuada es fundamental para el cuerpo y para la mente.

Si bien cada año este día recoge una temática distinta, este 2021 la celebración oficial, que se celebrará con una jornada que organiza la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética, intentará una vez más poner el foco en la importancia de la alimentación para un mayor bienestar.

Así, con motivo de la pandemia originada por el Coronavirus, el tema de este Día Mundial de la Nutrición será el de los beneficios que aporta la dieta mediterránea.

Son bien conocidos los beneficios que aporta al ser humano esta dieta, que incluye todos los nutrientes que el cuerpo necesita, y, debido a la situación de emergencia sanitaria en la que nos encontramos, esta dieta es más relevante hoy que nunca si cabe.

Este día se celebra desde el año 2002, a iniciativa de FESNAD. Según esta organización, su objetivo es recordar cada año que no basta con comer, sino que hay que comer bien. Para ello, hay que formar profesionales que enseñen buenos hábitos en la alimentación.

Tener hábitos alimenticios adecuados es fundamental para el bienestar físico y mental

Esto es algo que se trata de recordar con la celebración del Día Mundial de la Nutrición, sobre todo en estos momentos en los que es muy sencillo adquirir comida que no es de calidad. Las prisas, los horarios y la falta de tiempo fomentan malos hábitos de alimentación, y esto es algo que merma nuestra calidad de vida.

Por este motivo, la dieta no es equilibrada, lo que significa que no se consumen los alimentos que necesita nuestro organismo para que el cuerpo tenga los nutrientes esenciales que necesita para funcionar correctamente.

Según afirma la Organización Mundial de la Salud, con mucha frecuencia olvidamos la gran importancia de llevar unos hábitos saludables, y esto, por supuesto, incluye a la alimentación. Además, según afirma en numerosos estudios esta organización, hay enfermedades y patologías que afectan a una gran parte de la población y que se derivan directamente de una mala alimentación. Hablamos, por ejemplo, de las enfermedades cardiovasculares.

Hay una gran cantidad de factores que influyen en los hábitos alimenticios de las personas

Así es, en los hábitos alimenticios no solo tiene influencia un factor, sino varios y muy diversos. Por ejemplo, uno de ellos, y eso nos recuerda la celebración del Día Mundial de la Nutrición, es la educación.

Los padres transmiten a sus hijos cómo comer, aunque sea de forma inconsciente. Los más pequeños heredan directamente de sus padres la forma de alimentarse: si en casa se comen frutas, verduras, legumbres y otros alimentos sanos, esos niños serán adultos con buenos hábitos alimenticios. Sin embargo, si en el ambiente familiar predomina la comida basura o precocinados, sin dar la importancia que tiene la ingesta de este tipo de alimentos.

Pero también tienen que ver mucho por la zona geográfica en la que nos encontremos o con el clima, incluso con las costumbres. Evidentemente, los hábitos de alimentación no serán los mismos en un lugar donde haga mucho calor que donde haya temperaturas más bajas.

Igualmente, otro factor muy relevante es la posibilidad de acceder a esos alimentos. En caso de no tener capacidad económica de adquirir alimentos de calidad, la alimentación será peor, y esto es algo que la definición de los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la ONU trata de evitar.

El Día Mundial de la Nutrición nos recuerda la importancia de alimentarse correctamente

Insistimos en que no es lo mismo comer que alimentarse. Comer bien es sinónimo de tener los nutrientes que necesita nuestro cuerpo.

Aunque no seamos conscientes de ello, hay una enorme diferencia entre comer y alimentarse. El hecho de comer solo implica que vamos a llevar, valga la redundancia, comida a la boca para no tener hambre, pero no implica que esos productos proporcionen a nuestro organismo los nutrientes que este necesita para funcionar correctamente y mantenernos con la mejor salud posible.

Los expertos en nutrición recomiendan comer cinco veces al día, e incluir en nuestra dieta frutas, verduras, legumbres y todos aquellos alimentos que pueden reportar beneficios al organismo. En todo caso, es más que recomendable, necesario, diríamos consumir alimentos de todos los grupos nutricionales.

Grupos de alimentos recomendables

Como sabes, los alimentos que consumimos se dividen en distintos grupos:

Frutas y verduras

Estos alimentos son muy importantes porque son fuente de vitaminas, fibras y minerales. Los expertos recomiendan consumir 5 piezas, preferentemente crudas, para beneficiarnos de todas sus propiedades.

Cereales

Aportan la energía que necesita el cuerpo para funcionar a diario. Los cereales que se consumen es mejor que contengan la cantidad necesaria de fibra.

Legumbres y alimentos de origen animal

Estos alimentos son importantes porque son los que proporcionan las proteínas al cuerpo. Se recomienda comerlos dos veces a la semana. Por su parte, los alimentos que tienen origen animal aportan el colesterol, por lo que hay que vigilar su ingesta.

A modo de conclusión

Con motivo del cercano Día Mundial de la Nutrición, no podemos dejar de insistir en la necesidad de mantener una dieta equilibrada. Esta es la única manera en la que podemos proporcionar a nuestro organismo la materia prima que necesita para que pueda responder como debe a las exigencias de nuestro día a día, que son muchas.