18 de Agosto

¿Qué es el cloud computing y por qué las tecnológicas buscan profesionales?

Universitat Carlemany

Share: 

El cloud computing o computación en la nube es ser una alternativa de confianza y rentable al almacenamiento de datos tradicional. Esta forma de almacenamiento informático tiene como base para procesar las distintas tareas internet.

Una de las ventajas que plantea es que las empresas no necesitan comprar y mantener sus propios servidores y otra infraestructura, basta con que siempre estén conectadas a la nube.

El cloud computing cada vez tiene más partidarios, y cada vez se usa más. Ofrece tanto a las empresas como a los usuarios finales una serie de beneficios, que incluyen una mayor productividad, escalabilidad, flexibilidad, seguridad y disponibilidad de las aplicaciones.

¿Por qué las empresas necesitan empleados especialistas en cloud computing?

El cloud computing es una gran parte del futuro de la gestión empresarial,  bueno, realmente del presente. Permite a las empresas ahorrar dinero, tiempo y recursos. La computación en la nube es una forma de computación basada en Internet que proporciona procesamiento informático compartido, almacenamiento de datos y soluciones a clientes individuales.

La nube se ha apoderado del mundo de la TI y es importante que las empresas la aprovechen. Permite a las empresas tener movilidad y no tener que preocuparse por el almacenamiento de datos y las copias de seguridad. 

Además, el cloud computing ofrece un entorno más seguro para almacenar datos porque está ubicado en servidores remotos que están protegidos por firewalls y otras medidas de seguridad a las que no tendría acceso si se estuviera usando un servidor propio.

Las empresas necesitan especialistas porque requieren que sean profesionales cualificados y con conocimientos específicos los que manejen esta tecnología y le saquen todo el partido posible.

¿Qué tipos de cloud computing existen?

La nube se puede gestionar de diferentes formas según los requisitos de la empresa. Las más comunes son estas:

1) Nube pública, que es una plataforma informática que se pone a disposición de los usuarios en Internet en general y que normalmente es propiedad de un tercero.

2) Nube privada, que se crea específicamente para una empresa y se aloja en servidores físicos o máquinas virtuales ejecutadas por esa empresa.

Las nubes públicas tienen algunas ventajas como la seguridad y la escalabilidad, pero también tienen desventajas como el control limitado sobre los datos y la falta de compatibilidad de hardware o software. Las nubes privadas son generalmente más seguras que las públicas porque son monitorizadas por sus propios sistemas. También tiene una mejor integración con la infraestructura existente porque está diseñado para una organización específica.

¿Qué ventajas tiene la computación en la nube para las empresas?

El cloud computing, como ya se ha señalado antes, ofrece a las distintas empresas beneficios dependiendo de su necesidad. Algunos son los que se indican a continuación.

Es una solución rentable

La computación en la nube ofrece una forma fácil y rentable de escalar sin la necesidad de grandes inversiones en infraestructura. También proporciona una forma de proteger los datos ante un problema, y todo con un riesgo mínimo.

La nube es una gran solución para empresas que requieren almacenar datos de forma segura. Con recursos y alojamiento bajo demanda, es mucho más fácil cumplir con los requisitos de cumplimiento.

Cloud computing, seguro y de confianza

La seguridad de la información es una preocupación que todas las empresas tienen. Si almacenan sus datos confidenciales en la nube, es más susceptible a ataques maliciosos, y por eso es necesario buscar la mayor cantidad de información posible sobre la empresa con la que está considerando almacenar sus datos, antes de tomar una decisión final.

El cloud computing proporciona acceso instantáneo en cualquier parte del mundo y permite trabajar con cualquier dispositivo.

El beneficio principal es una mayor flexibilidad de TI para las empresas; pueden acceder a las aplicaciones desde cualquier lugar en cualquier momento sin incurrir en costos de servidores y mantenimiento. Esto aumenta la productividad entre los trabajadores y reduce muchos costes.

Almacenamiento sin límites y escabilidad

Cuando se usa un almacenamiento físico, la cantidad de datos que se pueden guardar viene determinado por el espacio del soporte en cuestión. Sin embargo, en el caso del cloud computing el espacio de almacenamiento viene dado por el servicio que se contrate. En caso de que sea necesario más espacio, siempre se puede adquirir otro plan. Eso significa que se pueden guardar tantos datos como se desee, simplemente hay que adquirir un producto u otro.

En la misma línea, se puede afirmar que es una solución escalable. Si una empresa opta por un producto pero al poco tiempo se le queda corto, siempre puede adquirir uno superior que se adapte mejor a sus necesidades.

El cloud computing es una gran herramienta para el trabajo colaborativo

Hoy en día, las empresas cada vez optan más por el trabajo colaborativo. Esto ofrece las ventajas de poder aportar todos a un mismo proyecto de una manera más efectiva. La computación en la nube proporciona el soporte perfecto para hacerlo, por ejemplo, visualizando y editando documentos, y haciendo que los cambios sean visibles en tiempo real para todos los miembros del equipo.

Conclusión

La computación en la nube está mejorando a un ritmo tan rápido que se ha convertido en una necesidad para las empresas adoptar la tecnología e integrarla en sus flujos de trabajo.

Se trata de una tecnología que ha ganado popularidad rápidamente en los últimos años porque ofrece una forma fácil, asequible y altamente escalable de almacenar datos, acceder a aplicaciones y compartir documentos. Con un sistema de almacenamiento centralizado, las empresas pueden llegar a ahorrar mucho dinero y tiempo al no mantener sus propios sistemas de hardware o software.

Estos servicios brindan más flexibilidad cuando se trata de administrar datos que cualquier otra tecnología en el mercado actual. También da acceso a otras tecnologías que antes ni siquiera podíamos imaginar. Es una industria que solo crecerá exponencialmente en los próximos años a medida que más empresas la adopten como propia.