8 de Abril

Psicología de los grupos: ¿qué es y qué funciones tiene?

Universitat Carlemany

Share: 

La psicología de los grupos es una de las principales disciplinas del campo de la psicología social. Los estudios de psicología tratan los distintos campos de esta ciencia.

Definición de psicología de los grupos

La psicología de grupos es un área de la psicología social que se centra en el análisis de los comportamientos de una colectividad.

El análisis de los comportamientos es bidireccional, lo que conviene tener presente. Se analiza, en primer lugar, la actitud que tienen los grupos en relación con el comportamiento de la sociedad. En segundo lugar, se analizará con detalle de qué manera las actitudes individuales modulan los comportamientos sociales. Ambas cuestiones son determinantes para entender de qué manera se funciona. 

La aparición de la psicología de grupos data ya de la década de 1940. Los principales precursores de esta disciplina fueron Kurt Lewin (Teoría de Campo) y Jacob Levy Moreno (Psicodrama).

Las funciones de esta disciplina de la psicología

Los grupos tienen una importancia fundamental en la dinámica social. Un estudio que no tenga en cuenta esta vertiente es poco consistente. Hay varias funciones de esta disciplina, y podemos destacar las más importantes:

1. Conocer cómo funciona el liderazgo

La noción de liderazgo tiene una importancia social central. Los estudios de esta disciplina te permiten conocer cuál es la naturaleza de los liderazgos, las distintas modalidades y cómo influyen. Por otra parte, también interesará saber de qué manera se llega a esta situación.

Hay que señalar que los grupos de una cierta entidad siempre tienen liderazgos, tanto en grupos de amigos como empresas o comunidades ideológicas. Y esto sucede, ya sea de forma directa o de forma indirecta.

2. Conocer la formación y desarrollo de los grupos

La génesis y desarrollo de los grupos suele seguir determinadas pautas. Ahora bien, las dinámicas sociales y la idiosincrasia cultural influyen y mucho. En este caso, se realiza un análisis pormenorizado de cada caso, desde su inicio a su disolución.

La clave es saber las razones por las que se forma un grupo. Posteriormente, se comprobarán cuáles son los mecanismos de adhesión o salida de un grupo. Finalmente, y haciendo un poco de historia, se estudiará el fin de un grupo.

3. Entender los mecanismos de cohesión grupal

Los grupos suelen responder a unas pautas de comportamiento que les dan forma y cohesión. Es cierto que la casuística variará dependiendo de su funcionalidad, de ahí que esta disciplina pretenda dar claves para saber cómo funcionan los mecanismos de cohesión.

Los grupos pueden establecer mecanismos de solidaridad económica o grupal ante enemigos externos. Sea como fuere, existen estas modalidades y no está de más conocerlas.

4. Conocer cómo influyen los grupos sobre la colectividad

La influencia de los grupos en las sociedades posmodernas es una realidad. Por lo tanto, saber de qué manera influyen en los comportamientos globales, costumbres o, incluso, en la agenda política, es uno de los objetos de estudio de esta disciplina.

Los grupos siempre han tenido influencia en la sociedad, sobre todo en función de su poder e influencia económica. Lo que sucede es que ahora hay multitud de comunidades y, por lo tanto, estas determinaciones son varias.

5. Entender cómo funcionan las relaciones intergrupales

Las relaciones intergrupales pueden ser de varios tipos, ya sea de colaboración, confrontación o contraposición. Uno de los objetos de estudio es, precisamente, saber cómo se desarrollan estas interacciones.

Un ejemplo de comportamientos complejos sería el de la dialéctica política. Existen grupos que pueden cooperar en algunos ámbitos y enfrentarse en otros.

6. Estudiar la comunicación

El cómo se comunican los grupos, tanto a nivel interno como externo, es otro de los objetos de análisis de la disciplina. Es habitual que los grupos tengan una jerarquía propia, unos códigos y una jerga para sus miembros. Por otra parte, también hay que señalar que los grupos pueden tener unas pautas de comunicación propias con el exterior.

7. Entender la influencia del individuo sobre el grupo

Los grupos tienen una dinámica y valores propios, pero estos son susceptibles de cambiar. El elemento individual tiene su importancia, que aumenta conforme más pequeño es el grupo. Esto vale tanto para los liderazgos como, también, para las facciones que existan dentro de un grupo.

Estudiar de qué manera un individuo puede influir en las dinámicas existentes servirá para entender algunos cambios.

8. Comprender qué roles se asumen en el grupo

Los grupos son pequeñas sociedades y esto supone la asunción de distintos roles. Los roles pueden ser autoimpuestos de forma espontánea o impuestos por el grupo. La primera posibilidad es común en organizaciones pequeñas o nuevas, mientras que la segunda es propia de organizaciones consolidadas.

La psicología de los grupos permite conocer mejor cómo funcionan estas dinámicas y, en la sociedad actual, esta información es vital.