13 de Agosto

Nuevas estrategias para el desarrollo sostenible del Medio Ambiente

Universitat Carlemany

Share: 

Medio ambiente y desarrollo sostenible son dos conceptos que van íntimamente relacionados. Básicamente, la razón es que el uno no puede subsistir sin el otro.

El desarrollo sostenible es el proceso de mantener y mejorar los aspectos económicos, sociales y ambientales de un país. Es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por la ONU.

La idea básica detrás de la relación entre medio ambiente y desarrollo sostenible es mantener el crecimiento económico mientras se preservan los recursos naturales para las generaciones futuras. Este concepto engloba la idea de utilizar menos recursos para producir más bienes. Una de las formas en que el desarrollo sostenible se diferencia del crecimiento a cualquier precio es su objetivo de mantener un equilibrio entre la sociedad humana y la naturaleza.

El desarrollo sostenible ha sido reconocido por personas de todo el mundo como un medio para reducir la pobreza, mejorar la educación, proteger la biodiversidad, frenar el cambio climático y proteger la disponibilidad de agua.

 

La relación entre medio ambiente y desarrollo sostenible

El medio ambiente es uno de los factores más influyentes en el desarrollo sostenible, y la relación entre medio ambiente y desarrollo sostenible no es fácil. Si bien la mayoría de la población tiende a pensar que las acciones que realizan  no influyen en el medio ambiente, es una creencia errónea. El desarrollo sostenible no será posible a menos las personas que habitan el planeta lo cuiden.

 

Estrategias y técnicas para el desarrollo sostenible

En la década de 2030, se tendrá que utilizar el desarrollo sostenible como una forma de abordar los desafíos ambientales y sociales  a los que se enfrenta el planeta. Ya estamos viendo muchos de estos desafíos ahora: cambio climático, pobreza y hambre.

Hay muchas estrategias que se pueden utilizar para lograr una buena simbiosis entre medio ambiente y desarrollo sostenible : reducir los patrones de consumo, invertir en fuentes de energía renovables, aumentar las tasas de reciclaje y mejorar el acceso al agua limpia. Se ha demostrado que estas estrategias funcionan si se implementan en suficientes países.

Las estrategias de desarrollo sostenible son importantes para el futuro del planeta. Es crucial implementar estas estrategias porque pueden ayudar a reducir los daños ambientales a largo plazo que los humanos han causado.

Reciclaje de residuos

El reciclaje de residuos es una parte importante de la relación entre medio ambiente y desarrollo sostenible. El proceso de descomposición y reprocesamiento de los artículos de desecho cotidianos puede ayudar a reducir o minimizar la cantidad de material que termina en un vertedero. Al reciclar estos materiales, se está reduciendo la necesidad de extraer más materias primas de los recursos naturales de la tierra. Algunos artículos comunes que se pueden reciclar incluyen papel usado, botellas de plástico, latas de metal y frascos de vidrio.

La tecnología debe ser respetuosa con el medio ambiente

Hoy en día la tecnología está presente en la vida de todas las personas. Desde la producción de los alimentos que a diario se consumen hasta los teléfonos móviles, todo usa tecnología. Por esa razón es importante asegurarse de que esas innovaciones no son dañinas para el medio ambiente.

En la medida que sea posible, es importante que la tecnología que se use funcione de la forma más sostenible, por así decirlo, que se pueda. Algunos ejemplos de esto son los aparatos que funcionan con energía solar o que se puedan utilizar sin necesidad de que estén conectados a la red eléctrica.

Reducir la huella de carbono

Una forma de reducir la huella de carbono es adoptar hábitos más ecológicos. Esto incluiría conducir menos, usar menos energía y reciclar. Otra forma es plantando árboles que absorban de forma natural el CO₂ de la atmósfera, reduciendo así las emisiones.

También debemos es necesario usar formas de energía más ecológicas, como la solar y la eólica. Estos métodos son renovables y no emiten CO₂ a la atmósfera como lo hacen los combustibles fósiles.

Hacer un uso más eficiente de la energía para el medio ambiente y desarrollo sostenible

La energía es fundamental en la vida de todos, y por eso es un factor clave en el medio ambiente y desarrollo sostenible. Algunas tácticas y estrategias para hacer un uso mejor de ella pasa por el hecho de que las empresas deben implantar políticas energéticas y hacer uso de las tecnologías que existen para ello. También es posible usar, por ejemplo, la luz natural para ahorrar energía.

En caso de que no sea posible hacerlo, siempre se puede optar por utilizar bombillas de bajo consumo.  Igualmente, es elemental que cuando no se esté utilizando un recurso, como por ejemplo, la luz en una habitación, esta se deje apagada. Se le estará haciendo un favor al medio ambiente, pero también a la economía.

La educación a los ciudadanos es clave en el mantenimiento del medio ambiente y el desarrollo sostenible

Una de las piedras angulares de todo este asunto es la necesidad de que todos los ciudadanos sepan que pueden ser parte de él. Todas las personas pueden colaborar de una u otra forma para preservar el medio ambiente y al desarrollo sostenible. Aquí radica, precisamente, la importancia de la educación, en formar a las personas para que conozcan cuál puede ser su papel.

Con la educación y formación se dota a las personas del conocimiento y de las herramientas necesarias para que ellos puedan ser también parte del cambio tan necesario que requiere el medio ambiente y desarrollo sostenible.

 

Conclusión 

La idea básica detrás de la relación entre medio ambiente y desarrollo sostenible es mantener el crecimiento económico mientras se preservan los recursos naturales para las generaciones futuras. Este concepto engloba la idea de utilizar menos recursos para producir más bienes. Una de las formas en que el desarrollo sostenible se diferencia del crecimiento a cualquier precio es su objetivo de mantener un equilibrio entre la sociedad humana y la naturaleza. El desarrollo sostenible ha sido reconocido por personas de todo el mundo como un medio para reducir la pobreza, mejorar la educación, proteger la biodiversidad, frenar el cambio climático y proteger la disponibilidad de agua.