4 de Noviembre

¿Quieres emprender? 10 modelos de negocios sostenibles

Universitat Carlemany

Share: 

Los modelos de negocios sostenibles son opciones muy interesantes en tiempos de transición energética. La formación en ADE incide en las distintas opciones disponibles, así que conviene tomar nota.

10 modelos de negocios sostenibles en el 2021

El futuro de la actividad económica es sostenible y esto implica, entre otras cosas, priorizar la comercialización local, la economía circular y aquellas cuestiones que garanticen la justicia social.

Por otra parte, hay que recordar que la economía global lleva, también, a la informatización. Hoy ya es habitual trabajar por control remoto en muchos casos. En consecuencia, las tradicionales fronteras de la presencialidad o de los comercios físicos se han difuminado. Están apareciendo nuevos tipos de negocios que han llegado para quedarse.

Por otra parte, hay que señalar el factor de coste de oportunidad. Hoy, no adaptarse a la sostenibilidad, implica ya pagar unas tasas por emisiones o impuestos adicionales por el uso de energías no renovables. Esto hace que la sostenibilidad vaya más allá de la concienciación y que sea una cuestión básica. Por ese motivo la mayoría de las grandes empresas ya introducen políticas de sostenibilidad.

Los siguientes modelos de negocio en 2021 destacan por su sostenibilidad. La Agenda 2030 da una importancia capital a este aspecto, que se manifiesta de varias maneras. Algunas opciones ya tienen una trayectoria contrastada, mientras que otros negocios son de reciente creación. Las opciones más interesantes que has de conocer son las siguientes:

1. Movilidad compartida

La movilidad compartida es uno de los negocios de presente y futuro. En primer lugar, por el propio fenómeno urbano, que en ocasiones hace poco aconsejable el uso del vehículo. Por otra parte, por el objetivo de reducción de emisiones. Algunas opciones interesantes son las plataformas de coche compartido (carsharing) como BlaBlaCar, las empresas de alquiler de vehículos o las VTC (Uber o Cabify). En los próximos años, veremos otro tipo de posibilidades.

2. VPM

Los VPM (Vehículos de Movilidad Personal) son una alternativa para el transporte, tanto urbano como en pueblos. Hay que señalar que el coche, en muchos casos, ya no es funcional. Alternativas como los patinetes eléctricos, las bicicletas o las motos son opciones en auge. No en vano, la demanda de patinetes se disparó un 142 % el último año y la de las bicicletas el 300 %. Por lo tanto, hay un campo de crecimiento diverso en este caso.

3. Financiación verde

La financiación verde es otra de las posibilidades de negocio que, en el futuro, se van a desarrollar. Hay que señalar que este tipo de financiación específica está destinada a toda clase de empresas, inmobiliarias, de transporte o de producción. Por lo tanto, es bueno señalar que, en los próximos años, la financiación de cualquier proyecto que busque la reducción de emisiones tendrá posibilidades de desarrollo.

4. Comercio justo

El comercio justo existe como fenómeno social desde la década de 1990 y, con la aparición de la Agenda 2030, se ha reformulado. No en vano, hay que señalar que las operaciones de comercio justo también pueden ser sostenibles. Esta es una opción que puede aplicarse en múltiples sectores de actividad económica. Ahora bien, vale la pena señalar que este tipo de negocio es interdisciplinar y que muchas empresas de distribución alimenticia o textil ya incorporan este sello.

5. Moda sostenible

La moda sostenible es aquella que se fabrica con materiales de bajas emisiones, reciclables o de economía circular. Por otra parte, también se da importancia a las fibras naturales o aquellas que no han sido testadas. Hay que señalar que, en los últimos años, la demanda de estos productos se ha multiplicado. Por ejemplo, hay que señalar que existen fabricantes especializados en este tipo de artículos.

6. Fabricación con material reciclado

La fabricación con material reciclado es otro de los negocios del futuro. Y para eso hay que señalar que, dentro de la economía circular, esta es una opción estratégica. Aunque es cierto que el reciclaje ha existido siempre, hoy por ejemplo la reutilización de ropa, de papel o de plástico son algunas opciones interesantes. Esto puede ser para dar una segunda vida a un producto o para fabricar productos distintos.

7. Energía compartida

El contexto global de escasez energética o de transición a nuevas fuentes potencia los proyectos de energía compartida. Por ejemplo, hay varias cooperativas de uso de paneles solares, generadores eléctricos o baterías de reserva. La idea es que esta energía que se almacena se pueda compartir y, de esta manera, se abarate la factura. Hoy ya existen algunos experimentos en Europa.

8. Foodtech

El foodtech es otro de los modelos de negocio con futuro. La alimentación preocupa a todos, y sobre todo para la generación de proteínas alternativas u otros nutrientes. Dos casos paradigmáticos son las compañías especializadas en derivados de la soja o en comercialización de proteínas de insectos. Esta es otra de las alternativas que están ganando peso. Además, en muchos sentidos la Agenda 2030 promueve una alimentación más equilibrada.

9. Teletrabajo

El teletrabajo es otra de las tendencias de presente y futuro. Aunque ya se estaba dando, la pandemia del Covid-19 ha multiplicado los casos. Por lo tanto, todas las empresas relacionadas con esta opción, desde equipos informáticos a software especializado, tienen un gran futuro. Hay que esperar que, en los próximos años, el mix presencial-teletrabajo sea una realidad. Esto irá ligado, por otra parte, a las mejoras del uso de internet.

10. Renting y alquiler

El renting y el alquiler de vehículos u otros artículos se va a extender. No en vano, se está dando más importancia al pago por uso que a la propiedad de un bien. Por lo tanto, esta opción de negocio tiene un potencial de crecimiento, tanto en las empresas como en los particulares. Este es un ejemplo práctico de negocios sostenibles que van a ir a más por la propia transformación de los patrones de consumo.

Conclusión

Estos ejemplos de negocios sostenibles son interesantes para abrir nuevas posibilidades. Y hay que señalar que la economía del futuro será sostenible o no será, puesto que hay un coste de oportunidad por no adaptarse. No en vano, en los próximos años estas líneas de negocio van a tener mayor desarrollo comercial.