24 de Marzo

¿Qué es el liderazgo inclusivo y cómo promoverlo?

Universitat Carlemany

Share: 

Ser capaz de realizar un verdadero liderazgo inclusivo no es tarea fácil. Muchas veces, ni siquiera se tiene claro cuál es el auténtico significado de este concepto. Se confunden criterios y, por lo tanto, también se tergiversan los procedimientos y sus objetivos.

En la Universitat Carlemany sabemos que este tipo de liderazgo favorece de forma notable el desarrollo empresarial. Por este motivo queremos hablar sobre el qué, el porqué y el cómo de este tipo de liderazgo.

Liderazgo inclusivo real

Mucho se habla de cómo las empresas preparan a sus empleados para ser grandes líderes, a través de formación interna, experiencias piloto, colaboraciones con otras organizaciones y un largo etcétera. Aunque no siempre estamos frente a un liderazgo inclusivo. Esto es porque, en ocasiones, antes de diseñar las líneas de actuación no se realiza una valoración adaptada que permita sacar partido a la diversidad de la empresa.

Nos referimos a la diversidad existente, la previa y la deseada. ¿Trabajan las empresas por aumentar la diversidad?, ¿incluyen este aspecto en sus estrategias empresariales? Bien, la cuestión es que no siempre.

Y aquí no es suficiente con aplicar aquello que funciona a los demás; es conveniente aplicar aquello que nos funcione a nosotros, y para eso tenemos que hacer un análisis previo.

La realidad de las empresas y la importancia del liderazgo inclusivo

La diversidad hace referencia a la existencia de múltiples modos de ver y entender, de hacer y soñar, tantos como personas habitamos el planeta, y multiplicado por los diferentes momentos que atravesamos en la vida.

En definitiva, en las empresas cada persona tiene sus experiencias, competencias, expectativas y talentos, y todo ello debe ser contemplado y potenciado por quienes lideran equipos, departamentos, áreas y negocios.

No se trata de adaptar puestos para dar respuesta a necesidades, de remover obstáculos o aumentar la accesibilidad. Consiste en mirar a cada empleado cara a cara y ayudarle a sacar lo mejor, apoyar y reconocer su trabajo.

Solo así se puede hablar de inclusividad, solo así deberían ser los contextos empresariales. Espacios en los que cada individuo sienta que es parte, que su trabajo aporta y que su actitud puede sumar. Y al mismo tiempo, que reciba apoyo, feedback y las herramientas necesarias para seguirse desarrollando.

Materializar todo esto es posible, muchas empresas han incorporado esta mirada y fomentado este modelo de liderazgo inclusivo. Esto ha permitido demostrar que dichas empresas aumentan su productividad y mejoran en indicadores como clima laboral o productividad.

¿Cómo se aplica la inclusión en el liderazgo?

Para poder aplicar de modo práctico esta filosofía o estos valores, es necesario preparar a las personas antes de asignarles la tarea. De no hacerlo, estaremos incurriendo en un enorme error que, a medio plazo, nos traería resultados indeseados.

Así, hay que realizar un buen proceso de selección y formación, adaptada a la empresa y sus circunstancias, ya que aquí la estandarización puede no ser suficiente.

En este sentido, algunas claves o cualidades que debe poseer un líder inclusivo son las que enumeramos a continuación.

Compromiso

Esta cualidad es muy importante en cualquier persona, y en un líder es imprescindible. Solo a través del compromiso con el objetivo a alcanzar será posible el éxito. Este rol debe estar alineado con la filosofía de la empresa y seguir las directrices de la misma. Relacionado también con la responsabilidad e implicación.

Cercanía

No es posible convertirse en líder inclusivo si no existe una capacidad de generar confianza y reflejar una cercanía auténtica. Las poses forzadas no permiten llegar a las personas lo necesario como para poder conocerlas y sacar a la luz su potencial real.

Humildad

Consecuente con la anterior, esta forma de relacionarse con los demás es necesaria para establecer relaciones duraderas y facilitar las interacciones naturales. Queda claro que las estructuras demasiado jerarquizadas son un obstáculo en este modelo de funcionamiento empresarial.

Conocimiento de los prejuicios

Las diferencias dan lugar a prejuicios; esto sigue siendo una realidad y no hay que obviar ni disimularlo. Una persona que es capaz de detectar y analizar situaciones de discriminación o marginación de forma objetiva, será capaz de tomar las medidas necesarias para derribar estas limitaciones en los grupos.

La cercanía, el contacto y compartir espacios facilitará la resolución de conflictos o problemas que puedan tener su causa en estos prejuicios.

Apertura

La inclusión, la integración, la facilitación y promoción de talentos requiere para su desarrollo de personas que estén decididas a mejorar las cosas y abiertas a implementar acciones que tal vez jamás se hayan planteado. Dejarse guiar por expertos en esta materia y tener una disposición activa y abierta en todo momento determina el éxito.

Inteligencia cultural

Sin esta capacidad de comprender que cada cultura es igualmente importante y necesaria en un contexto global, se complica la perspectiva de entender las singularidades culturales desde una mirada de respeto y por tanto, inclusiva.

Para respetar y comprender no solo basta conocer, es importante acercarse y compartir. En un entorno empresarial en el que esto sea posible y se fomente, siempre existirá una ventaja respecto a otras organizaciones.

Colaboración

La inclusión exige de colaboración, y quienes lideran deben asegurarla. Todas las actividades que promuevan el trabajo colaborativo o cooperativo tienen que estar presentes en el funcionamiento interno de las empresas.

Las personas que lideran de forma inclusiva tienen este principio interiorizado y conocen de manera profunda su importancia a la hora de generar valor y descubrir talentos.

Comunicación

La comunicación, como herramienta necesaria a la hora de dirigirse a los equipos, y de relacionarse con ellos. Al fin y al cabo, un equipo que puede comunicarse de manera asertiva y maneja la empatía de manera adecuada, tiene un poder inmenso. A la hora de afrontar retos, de superarlos y aprender de ellos, la buena comunicación es una herramienta facilitadora siempre.

Promoción de la inclusión en el liderazgo

Es el momento de que las empresas incorporen de manera eficiente este tipo de liderazgo que favorece la inclusión. En nuestro Grado Online de Administración de Empresas lo tenemos muy claro, y así lo transmitimos a nuestros alumnos. Te invitamos a ver el programa ahora.