5 de Mayo

La importancia de los ODS en las universidades

Universitat Carlemany

Share: 

El desarrollo sostenible es crucial para crear una sociedad igualitaria en la que todos tienen las mismas oportunidades. Por ello, existe una gran relación entre universidades y ODS.

A tal fin, en el año 2015, la Organización de las Naciones Unidas estableció una serie de objetivos a los que llamó Objetivos de Desarrollo Sostenible, con los que logró un consenso a nivel mundial entre todas las naciones acerca de la necesidad de actuar de forma conjunta para mejorar nuestro planeta y la vida de sus pobladores. Solo así puede labrarse un mejor futuro.

De esta manera se crean los 17 ODS que ya son conocidos por todos, poniendo como fecha límite el año 2030 para conseguirlos. Estos objetivos abarcan un amplio espectro de temas cruciales para lograr un mundo próspero. Desde la erradicación del hambre hasta proporcionar una educación de calidad. 

El elemento vertebrador

Tal y como ya se ha constatado en otros artículos anteriores, la educación es un objetivo básico en el desarrollo sostenible, ya que es lo que proporciona el conocimiento y la formación a todas las personas para conseguir avanzar y trabajar en pos de un futuro mejor.

Ahora bien, dentro de esta educación, las universidades son entidades muy importantes para la sociedad. La relación entre universidades y ODS se aprecia muy claramente en el impulso creador de la innovación, que es el motor social. De esto se deriva una consecuencia muy importante, que las universidades son básicas para no solo difundir los ODS, sino para llegar a cumplirlos.

La simbiosis entre estos dos elementos

La relación entre universidades y ODS se puede definir con una única palabra: simbiosis. Con esto, queremos indicar que hay una retroalimentación de uno con respecto al otro.

Hay cinco conceptos que resultan imprescindibles en esta relación simbiótica de las universidades con los Objetivos de Desarrollo Sostenible:

  • Conocimiento.
  • Aprendizaje.
  • Ejemplos.
  • Impacto.
  • Colaboración.

Ahora bien, ¿cómo se interconectan estos 5 conceptos cuando a lo que nos referimos es a universidad y desarrollo sostenible? Veamos.

Ya se ha señalado antes que el conocimiento está en las universidades, y este es el que los estudiantes adquirirán mientras el periodo de formación está vigente. Por ello, para que sus estudiantes cuenten con todo lo que necesitan para poder llevar a cabo estos objetivos, las instituciones educativas deben vincularlos a estos, hacerlos conocedores de la gran importancia de los mismos.

¿Qué permiten los ODS?

Gracias a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, la universidad puede llegar a más estudiantes a los que formar en ellos, de manera que esas personas se conviertan en profesionales capaces de trabajar para su consecución con todas las herramientas a su disposición.

Además, estos ODS ofrecen un marco que está consensuado por todas las naciones acerca de lo que debe ser una universidad que forme a sus alumnos de manera responsable, que puedan generar un impacto en esas personas.

También son una fuente de nuevas maneras de financiar la educación de calidad y pública, así como crean el marco adecuado para encontrar otras formas de colaboración entre instituciones.

¿Cuál es el rol de las universidades?

Pues, para empezar, sin las universidades, los ODS no contarían con formas innovadoras de ejecutarse. Igualmente, es básico tener en cuenta que la universidad proporciona a los profesionales del mañana las herramientas necesarias para lograr la consecución de los objetivos.

Además, son el modelo de cómo se deben implementar en muy distintos ámbitos.

La universidad educa y esto tiene muchas implicaciones. La convierte en un agente fundamental para dar a los jóvenes las herramientas que necesitan para formar parte de los objetivos.

Esto no solo implica darles conocimientos, sino también vincularlos y empoderarlos de modo que sean ellos mismos los que quieran tomar la iniciativa para hacerlo. Además, tienen la obligación de crear más profesionales que lo puedan hacer.

Pero la relación entre universidades y ODS también se da en materia de investigación. Una buena forma de entender esta línea de colaboración es comprendiendo y asimilando que los Objetivos de Desarrollo Sostenible pueden ser, en sí mismos, un tema en el que trabajar y crear un campo de estudio dentro del ámbito universitario. Por supuesto, esta investigación debe llevarse a cabo desde un punto de vista totalmente interdisciplinar.

Además, la universidad puede ser motor de la innovación mediante la que se generen nuevas formas de desarrollo sostenible, al tiempo que se lleva a cabo en un entorno nacional y local.

Igual que se ha constatado la importancia de la relación entre las universidades y ODS en materias como la educación, también la hay en aspectos como la gobernanza y el liderazgo social.

La institución educativa puede incorporarlos en sus estructuras, de modo que sea algo que quede latente en el corazón de la universidad. De esta manera, si existe cualquier dificultad en su respuesta, se podrá encontrar y solventar.

Además, la universidad podrá ser consciente plenamente de cómo se alinean sus políticas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y averiguar cuáles son los más importantes.

La educación es un objetivo básico en el desarrollo sostenible, ya que es lo que proporciona el conocimiento y la formación a todas las personas para conseguir avanzar y trabajar en pos de un futuro mejor.