8 de Enero

La importancia de la ingeniería en los sectores industriales y administraciones

Universitat Carlemany

Share: 

La importancia de la ingeniería en los sectores industriales es clave en aspectos tales como el desarrollo sostenible y la eficacia de los procesos industriales. Ambos aspectos, de absoluta actualidad más allá de las modas. De ahí que el Báchelor Online en Ingeniería en Organización Industrial de la Universitat Carlemany se haya convertido en un complemento indispensable para la carrera de Ingeniería.

El desarrollo sostenible: la Agenda 2030 y la ingeniería en los sectores industriales

El cuatro de marzo de 2020 ha pasado a ser una fecha clave para los profesionales de la ingeniería. Ese día se celebró por primera vez el Día Mundial de la Ingeniería para el Desarrollo Sostenible. Con esta celebración, la UNESCO pretende que se den a conocer los logros del sector de la ingeniería y que, a su vez, los profesionales de la misma se den cita en todo el mundo para cuestionarse de qué manera pueden contribuir a hacer del planeta un lugar más habitable y mejor.

Los motivos para proclamar un día dedicado a la ingeniería para el desarrollo sostenible son los siguientes:

1.- La ingeniaría en los sectores industriales es la encargada de diseñar y desarrollar infraestructuras y tecnologías que sirven para frenar el cambio climático.

2.- Sucede lo mismo en el sector de la ingeniería dedicado a las energías renovables y al acceso igualitario al agua. También es competencia de la ingeniería la puesta en funcionamiento y desarrollo de las ciudades inteligentes.

3.- Un desarrollo económico sostenible no es viable sin intervención de diferentes ramas de la ingeniería, como la organización industrial. La gestión de residuos, los saneamientos o el aprovechamiento energético son cuestiones de ingeniería, así como la resolución de los problemas de transporte.

Cualquier empresa, independientemente del sector industrial al que pertenezca, necesita profesionales de la ingeniería que se involucren en sus procesos para optimizarlos.

Por todo ello, mejorar la empleabilidad del alumnado es una prioridad de la Universitat, que ha desarrollado una oferta formativa acorde con la Agenda 2030 y con las necesidades actuales del sector industrial.

¿Qué aporta la ingeniería en sectores industriales?

Los objetivos de desarrollo sostenible fijados por la UNESCO son 17, y muchos de ellos giran alrededor de la necesidad de agua limpia, saneamiento, energía no contaminante y asequible, infraestructura, innovación y, por supuesto, industria.

En todos estos campos, la intervención de los profesionales de la ingeniería es vital, pero la importancia de esta se multiplica en el sector industrial.

Todas las empresas producen bienes o servicios, pero no todas lo hacen de la misma manera. Una de las diferencias más relevantes a este respecto es la que se deriva de la presencia de un área dedicada a la ingeniería industrial en la empresa. Esta área es la que se dedica a optimizar los procesos de producción, y por ello las compañías que cuentan con ella tienen más probabilidades de éxito que las que la omiten. Y ello se debe a lo siguiente.

La ingeniería es la principal responsable de la automatización de procesos industriales

La automatización de procesos permite a las empresas multiplicar la eficiencia de sus trabajadores, que ya no tendrán que emplear su tiempo en la realización de tareas estandarizables. También supone una mejora en las condiciones de seguridad cuando los procesos automatizados suponían un riesgo físico. Trabajar en una empresa más eficiente y más segura no solo es más cómodo, sino que es deseable y, por tanto, una forma de atraer talento. El talento de la plantilla es, a su vez, un elemento más de mejora de la eficiencia.

Así, reduciendo costes y riesgos, se optimiza el proceso de producción. Y son los profesionales de la ingeniería los que invierten su experiencia y conocimiento en hallar los métodos más eficaces para conseguirlo.

Visión integral de cada proyecto

La ingeniería funciona de una manera holística y global. De hecho, para poder llevar a cabo su labor, los profesionales de la ingeniería deben conocer todos los ángulos de un proyecto o, en este caso, de una empresa. La importancia de la ingeniería en los sectores industriales se deriva, pues, de la integración del conocimiento. El área de ingeniería controla los aspectos mecánicos de la producción, pero también el funcionamiento del sistema, sus necesidades de mantenimiento, la programación del área robótica y, en definitiva, todos los aspectos del proceso de producción.

Solo desde ese conocimiento global se pueden implementar soluciones que de verdad mejoren los procesos.

Ingeniería e innovación

La importancia de la ingeniería en los sectores industriales se multiplica si tenemos en cuenta que son las personas formadas en ingeniería quienes son capaces de entender cuáles son las áreas de mejora de una empresa concreta. La formación universitaria en ingeniería se encarga de que estos profesionales sean capaces de pensar fuera de la caja. Y pensar fuera de la caja es la manera más inmediata de llegar a soluciones innovadoras.

La innovación no consiste únicamente en la creación de nuevos conceptos o prototipos. Si no también en la mejora del servicio mediante una gestión más eficiente de los procesos existentes.

Pero no solo eso. La Universitat Carlemany se encarga de dotar a los profesionales de la ingeniería de las herramientas necesarias para analizar y valorar la viabilidad de nuevos servicios o productos.

Procesos de producción sostenibles e ingeniería industrial

La ingeniería responsable defiende una actividad que brille por su ética y por el respeto al medio ambiente. Resulta de todo punto imposible alcanzar estos objetivos si no se cuenta con profesionales con formación multidisciplinar. Profesionales que, además, estén en contacto con las exigencias de la sociedad actual, y que sean capaces de reaccionar a las mismas.

La Universitat Carlemany se precia de contribuir a la formación de profesionales capaces de trabajar en beneficio de las empresas que los emplean, y también de la sociedad en que dichas empresas se integran. Creando soluciones más eficaces tanto para el tejido empresarial, como para el conjunto de la sociedad y cada uno de sus ciudadanos.