16 de Mayo

¿Cómo gestionar un proyecto de diseño gráfico fácilmente?

Universitat Carlemany

Share: 

Para que los proyectos tengan éxito es necesario contar con profesionales preparados y con la experiencia necesaria para desarrollarlos. Pero también con una gestión adecuada y ágil; y aunque no lo parezca, conseguir una buena gestión de un proyecto es tan importante como que quienes lo desarrollen sean los profesionales adecuados. Eso sí, para conseguirla hay que tener en cuenta que no todos los tipos de proyecto son iguales. Por eso será necesario adaptar la gestión de cada uno al tipo al que pertenezca, porque cada sector y área tienen sus propios códigos y sistemas de funcionamiento. Además, también tienen sus particularidades. Esto lo saben muy bien los profesionales que se encargan de gestionar proyectos de diseño, para lo que también se preparan quienes cursan estudios superiores de Diseño. Y es que saber cómo abordar adecuadamente la gestión del diseño también es importante para los diseñadores, como verás a continuación.

¿Qué es la gestión del diseño?

Lo primero que tienes que saber, antes de abordar la gestión del diseño, es la importancia que tiene en la actualidad la profesión del diseñador en el seno de la empresa. En la actualidad, ser diseñador no está únicamente relacionado con plasmar en papel o en otro formato la representación de ideas. Va mucho más allá. Ser diseñador en el mundo actual también implica dar un valor económico a las creaciones realizadas. También a los modelos de negocio relacionados con el diseño. Y estar abierto a que un departamento de diseño en el que trabaje colabore con otros departamentos de una empresa. O a colaborar con profesionales de otras áreas para cooperar y mejorar el proceso de diseño.

Gestionar el diseño es una tarea de muchas facetas, que entre otras cosas implica la definición de modelos de gestión que incluyan el diseño en la cadena de valor de la empresa. También, la planificación de cómo se relacionarán los diseñadores con los clientes que les encargan proyectos, en caso de tratarse de diseñadores externos. O cómo trabajarán en colaboración con otras áreas y con la dirección, en caso de estar en departamentos específicos en el seno de una empresa.

En el proceso de gestión del diseño es necesario realizar un trabajo que va desde la definición y creación del concepto sobre el que se trabajará, hasta su finalización. Pero, hasta entonces, hay bastantes pasos intermedios: su materialización, la planificación de su lanzamiento y presentación, y el asegurado de su calidad. También, en el caso de que vaya a ponerse a la venta, es necesario planificar su comercialización. Pues bien, la gestión del diseño se encarga de todo esto.

Este proceso necesita que quien se encargue de él tenga una visión de todo el proceso del ciclo de vida de un diseño. También, en caso de que se trate de la gestión del diseño de un producto creado por una empresa, de cómo encajará dentro de los procesos que se llevan a cabo en ella.

¿Qué es exactamente el diseño y la gestión de proyectos?

El diseño y la gestión de proyectos es un proceso que, tomando como base diferentes metodologías de trabajo,  se encarga de gestionar su evolución. Pero, también, de tener en cuenta el conocimiento que se genera en el transcurso del proyecto para evaluarlo, junto con el proceso en sí.

Antes de comenzar con la gestión de la evolución de un proyecto, también se encarga de planificarlo desde sus primeros pasos. De esta manera aumenta la implicación del equipo encargado de la gestión de un proyecto en su creación. También se logra extender la gestión del proyecto hasta las primeras fases de su concepción y planificación.

¿Cómo se gestiona el diseño de un proyecto en el sector gráfico?

Cuando hay que gestionar el diseño de un proyecto relacionado con el sector gráfico, es necesario tener en cuenta sus particularidades, para incorporarlos a la gestión de todos los proyectos que tengan el diseño gráfico como hilo conductor. Esencialmente, las fases del diseño de un proyecto relacionado con el mundo gráfico son las mismas que para cualquier otro tipo de proyecto. Pero con algunas salvedades.

La primera que tienes que conocer para la gestión del diseño, es que hay que tener en cuenta que un proyecto gráfico da solución a un problema o necesidad de comunicación entre una empresa o un creador, y su público objetivo.

Asimismo, es necesario saber que no todos los proyectos del sector gráfico son iguales. Pueden, por ejemplo, estar relacionados con la imagen o identidad corporativa de una marca o producto. También con las publicaciones, o el packaging. O tener como fin la creación de algo no tan tangible, como una web o un archivo multimedia.

Con todo esto presente, se puede diseñar el proyecto de cara a la gestión del diseño. Con todas sus fases: nacimiento de la idea, fijación de objetivos y resultados, identificación de riesgos y problemas, elección de materiales y elementos necesarios para la creación, planificación del proceso, hacer su presupuesto, y elaborar un "plan B" por si algo no sale según lo previsto. No hay que olvidar la necesidad de documentar todas sus fases por si son de utilidad para el proyecto en cuestión, o para otros futuros.

¿De qué se encarga un gestor de diseño?

Un gestor de diseño es el encargado de la definición del enfoque y la estrategia del proyecto de diseño de un producto o un servicio. Por tanto, se encarga de plantear las bases sobre las que se desarrollará, pero también de definir cómo se llevará a cabo su desarrollo. Además, también tiene que armonizar el diseño y desarrollo del que se encarga con la estrategia de la compañía, y con su comercialización.

Este profesional tiene como finalidad la expansión de un área creativa, y también ser el nexo de unión de ella con el resto de departamentos. Es, en esencia, el encargado de la gestión de un departamento de diseño y de su encaje con otros departamentos. También, el profesional al frente de la área creativa de un estudio independiente.

Estas son las bases de la gestión del diseño, así como la definición del trabajo que realizan los profesionales encargados de ello, y de diseñar y gestionar proyectos en el sector gráfico. Si te atrae lo que te hemos explicado, ¡estudia para convertirte en un profesional de gestión del diseño!