7 de Abril

13 ideas para fomentar la actividad física en la población

Universitat Carlemany

Share: 

Mantener un buen nivel de salud y forma física en la población en general pasa por conseguir que mantengan una alimentación saludable, como bien saben todos los especialistas en dietética y nutrición humana. Pero también por incentivar la práctica de ejercicio físico. No solo entre la población de edad mediana. También entre los niños y los mayores. Al hacerlo, los pequeños conseguirán evitar la obesidad infantil. Y los mayores ser mucho más autónomos y ágiles. Pero conseguirlo no siempre es sencillo. Para que los niños y mayores hagan más ejercicio tiene que haber espacios que lo faciliten, sobre todo gratuitos. Y para que los mayores hagan ejercicio es necesario facilitarles opciones. En la población de edad media, se une que muchos realizan largas jornadas que les dejan poco tiempo libre, y el sedentarismo. Pero hay iniciativas e ideas a explotar para fomentar la actividad física para solventar estas situaciones. Descúbrelas.

¿Qué se puede hacer para fomentar el uso de actividad física?

Para fomentar el uso de la actividad física se pueden tomar varias medidas. Tanto relacionadas con el espacio para realizar deporte como con los horarios de trabajo y la diversificación de la oferta de actividades deportivas. En el caso de la actividad física fuera de casa, se puede fomentar con alguna de estas medidas:

  • Instalación de circuitos de calistenia en parques: estos circuitos suelen incorporar aparatos básicos de ejercicios para que, quienes quieran practicarlos, puedan hacer sentados o en posiciones que no cansen en exceso. Generalmente están destinados a las personas mayores, pero también pueden utilizarlos otras personas que tengan, por ejemplo, problemas de movilidad. Incluso niños con sus abuelos.
  • Construcción de pistas de deportes colectivos de uso gratuito: en la actualidad hay muchos municipios interesados en la construcción de gimnasios municipales. Pero hay muchas personas a las que la cuota de entrada de estos gimnasios les supone una barrera. Por eso, la construcción de pistas polideportivas de acceso gratuito, o con un cobro simbólico para su reserva, acaba con este obstáculo. Así, las personas podrán practicar, en grupo, fútbol, baloncesto, balonmano y otros deportes.
  • Crear y mantener una red de piscinas municipales con un coste bajo de acceso: la natación es una actividad muy atractiva para niños y mayores. Además es muy completa, ya que se ejercitan gran cantidad de músculos y partes del cuerpo mientras se nada. Los niños también lo encuentran divertido, lo que hará que se sientan atraídos por la actividad.
  • Mantener abiertos los patios de los colegios fuera de horas lectivas: muchas veces, los niños solo pueden practicar algún deporte, o realizar actividad física en el patio de su colegio o de su instituto. Esto sucede sobre todo en las ciudades. Por eso, en los colegios que cuentan con programas de apertura de puertas de espacios deportivos en fines de semana, vacaciones o después del colegio se juntan grupos de pequeños jugando con sus amigos, realizando actividades físicas o participando en partidos de distintos deportes.
  • Formar a médicos y profesores para que discutan con sus pacientes unos, y con sus alumnos otros, los beneficios que les puede aportar la actividad física para su salud. Tanto la física como la mental. En ambos casos, es necesario dejar que elijan la actividad que más les gusta, y en el caso de los niños, implicar a los padres para que les animen.
  • Fomentar el establecimiento de horarios de trabajo que dejen tiempo libre para poder realizar una actividad física en exteriores por las tardes o las mañanas, en función de los turnos de trabajo.
  • Hacer excursiones y practica senderismo: salir de la ciudad con destino al campo, al monte o a visitar algún lugar con atractivo turístico también es una buena actividad física. Una caminata de varios kilómetros es uno de los mejores deportes a realizar, pero eso sí, hay que tener cuidado al hacerlo. Es necesario utilizar calzado adecuado, y también ir aumentando gradualmente la distancia que se cubre. Además, hay que llevar siempre agua fresca y algo de comer para evitar desfallecimientos y deshidratación. Sobre todo, en verano.

¿Cómo fomentarla en casa?

La actividad física no solo se puede realizar en exteriores. También se puede hacer sin necesidad de salir de casa. Para ello se pueden aprovechar los beneficios que ofrece la multimedia y las conexiones a Internet de alta velocidad. Aquí tienes algunas ideas:

  • Realizar tablas de ejercicios indicados por un especialista: para ello solo necesitas ropa cómoda y un espacio libre con una esterilla. Además de, claro está, una tabla adecuada a tus necesidades.
  • Suscribirse a clases de algún deporte a través de Internet: las conexiones de alta velocidad y los programas de videoconferencia permiten acceder a clases de determinadas actividades y deportes, como el yoga o el aerobic, desde cualquier parte. Por descontado, desde casa. Además, la posibilidad de hacer una actividad a la que no sea posible acceder de otra forma añade atractivo a esta opción.
  • Bailar al ritmo de la música: el baile es un ejercicio físico completo, atractivo, entretenido y relajante. Además, permite ejercitar gran parte del cuerpo. Puedes practicarlo tanto en un salón de baile,  de fiesta con tus amigos o sin salir de casa, mientras escuchas música.
  • Subir y bajar escaleras: esto es un clásico, e implica subir y bajar por las escaleras cada vez que tengas que entrar y salir de casa o de un bloque de varios pisos. Y no utilizar el ascensor salvo si no es estrictamente necesario. Por ejemplo cuando vuelves a casa después de hacer una compra grande. Solo con este sencillo gesto, que todos hemos escuchado como consejo alguna vez, ya estás haciendo un poco de actividad física.
  • Comprar una bicicleta estática: pedalear un poco a diario es un buen ejercicio físico. Además, si lo haces en casa, puedes hacer otra actuividad mientras haces ejercicio, como ver la televisión o escuchar música.
  • Realizar estiramientos y dar paseos por la vivienda: muchas personas en casa tienen una actitud sedentaria que hay que abandonar. Si teletrabajas, levántate cada dos o tres horas y haz estiramientos. Realizar las tareas del hogar es bastante aburrido, pero hacerlas también cuenta como realizar actividad física, así que ¡ponte a ello!