26 de Febrero

¿Es mejor estudiar online o ir a clases presenciales?

Universitat Carlemany

Share: 

Una de las preguntas más habituales que nos pueden surgir cuando nos estamos planteando realizar una formación universitaria, es si es mejor estudiarla de manera online, o asistiendo a clases presenciales. Se ha hablado mucho al respecto, pero la realidad es que ambas metodologías cuentan con una gran cantidad de ventajas y beneficios.

Por ello, para resolver esta cuestión, lo mejor es preguntarse cuál de estas metodologías se adapta más a lo que estamos buscando. Lo que realmente nos ayudará a determinar la elección entre una u otra será lo que más se ajuste a lo que queremos y necesitamos, ya que ambas metodologías tienen la capacidad de ayudarnos a aprender en profundidad, y proporcionarnos beneficios.

En este artículo, te daremos algunas claves que puedes contemplar si te estás planteando estudiar un programa, pero aún no tienes clara la forma de hacerlo.

¿Estudio online o presencial en clase?

A la hora de tomar la decisión entre el estudio online o presencial, es importante ser conscientes de que tanto uno como otro tienen sus ventajas y sus inconvenientes.

Como hemos mencionado anteriormente, la mejor metodología es aquella que se adapta a lo que necesitas. ¿Cuál encaja mejor con tu estilo de vida? ¿Qué es lo más importante para ti a la hora de estudiar? En el momento en el que aquello que esperas obtener de una formación sea tu prioridad, te resultará mucho más fácil decidirte por una metodología u otra.

Otro aspecto clave es ver ambas metodologías de la forma más objetiva posible, sin una idea preconcebida sobre cada una. La razón es que ambas metodologías pueden proporcionarte una experiencia de lo más similar. Ambas han demostrado dar resultados óptimos, de manera que las ideas previas deben quedar al margen antes de analizarlas.

Por ejemplo, a simple vista, podría parecer que una clase presencial fomenta más el networking. Sin embargo, esto no tiene por qué cumplirse. Lo verdaderamente importante es la filosofía de cada institución y cada programa. En el caso del networking: si fomentarlo entre los estudiantes es algo prioritario para la institución, la presencialidad y la virtualidad serán factores secundarios. La presencialidad no está ligada con un mayor networking, así como la virtualidad no está ligada a lo contrario.

¿Cuáles son los aspectos a considerar al escoger el estudio online o presencial?

En primer lugar, es fundamental saber el tiempo real del que vamos a disponer, tanto para asistir a clases presenciales como virtuales, y de la flexibilidad que se necesite para encajar esa formación con un trabajo.

Las cuestiones logísticas son importantes. Si te estás planteando estudiar una formación que pueda encajar con tu estilo de vida, y que te resulte lo más llevadera posible sin dejar de aprender, la formación online suele ofrecer grandes ventajas en este sentido. Los desplazamientos no te resultarán necesarios, y podrás asistir a las clases desde cualquier parte del mundo, teniendo acceso a las mismas herramientas que te ofrece una formación presencial. Incluso si te interesa realizar una formación en una ciudad o país distinto a aquel en el que resides, la metodología online te permitirá hacer con menos alteraciones en tu estilo de vida.

La educación online, un valor en auge

Como ya se ha señalado anteriormente, la educación online presenta muchas ventajas para los alumnos. Un informe realizado por IBM afirma que los alumnos online aprenden 5 veces más materia que en las clases presenciales.

¿Cuáles son algunas de esas ventajas?

Contenidos de valor

En un momento en el que el mercado laboral es muy exigente, los profesionales disponen de un tiempo muy limitado para asistir a clase, y son conscientes de que para seguir progresando, es crucial seguir formándose. Eso es lo que encuentran en el estudio online, contenidos relevantes y muy específicos que se adecuan exactamente a sus necesidades.

Colaboración entre el alumnado

Videoconferencias, clases online, chats… Actualmente, contamos con multitud de herramientas que favorecen la colaboración entre el alumnado. La metodología online permite ir un paso más allá en ese sentido. Estudiantes de diferentes partes del mundo pueden comunicarse de forma simultánea y trabajar juntos. Funcionalidades como compartir la pantalla permiten trabajar de una forma muy ágil. El contenido puede compartirse de forma muy sencilla y efectiva

Flexibilidad

Sin lugar a dudas, esta es una de las principales ventajas que ofrece la educación online. El hecho de no tener que asistir a un espacio físico, permite que haya mucha más flexibilidad para adaptar las clases y las tareas a realizar a las necesidades del alumnado, permitiendo estudiar desde cualquier lugar.

Contacto entre los alumnos y profesores

Cada persona es diferente, y debes decidirte por aquella metodología que vaya mejor contigo. Hay quienes prefieren estudiar de forma más individual, y quienes prefieren estudiar en grupo. Ambas opciones son totalmente factibles a través de la metodología online. Encontrarás compañeras y compañeros con los que compartir la experiencia de la formación, y un profesorado al que podrás acudir a través de diversas herramientas de comunicación que no dependerán de la presencialidad. Gracias a la metodología online, el contacto entre alumnado y profesorado no solo no se pierde, sino que se optimiza más.

Además, en la misma línea, cuando hay un profesor o profesora en el aula explicando la materia, los estudiantes pueden escoger entre realizar las preguntas en directo, o anotarlas en el chat y que estas sean contempladas al final de la sesión. En el propio chat, otros estudiantes pueden dar respuesta, o sumarse a la inquietud. Esto favorece el networking y que toda la clase avance al mismo tiempo.

Pertenencia a un grupo

Aunque pueda parecer que esto no es relevante, lo es. Para muchas personas es una manera de motivarse. El hecho de pertenecer a un grupo de estudiantes que estén trabajando de forma común es algo importante para mantenerse activos. Por ello, es importante que escojas una formación que apueste por este sentido de la comunidad, sea online o presencial.

Conclusiones acerca de la elección entre estudio online o presencial

Como ya se ha constatado a lo largo de todo este artículo, hay muchas ventajas en optar por una titulación online, por supuesto, siempre que se trate de un programa que ofrezca una formación de calidad.

La mejor forma de dilucidar si es más conveniente el estudio online o presencial es analizar detenidamente tanto las ventajas como los inconvenientes de cada una de las dos modalidades. Y, sobre todo, escoger aquella que mejor se adapte a tus necesidades y a aquello que para ti es más importante. Tras pensar en cuál es la situación en la que se encuentra el alumno y realizar el análisis de los pros y contras, es cuando podrás tomar la mejor decisión.

Artículo Relacionado: 
Aspectos que debes considerar antes de elegir una carrera