13 de Julio

El papel de la educación para el desarrollo sostenible

Universitat Carlemany

Share: 

La educación para el desarrollo sostenible es un valor imprescindible, ya que proporciona las herramientas a las personas para que estén informadas sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y cómo trabajar para conseguirlos. El desarrollo sostenible es un enfoque a largo plazo para gestionar tanto el medio ambiente como la economía, sin sacrificar uno por otro. Busca satisfacer las necesidades humanas de hoy sin comprometer la capacidad para cubrir esas necesidades en el futuro.

La educación para el desarrollo sostenible es clave para conseguir estos objetivos.

Recae en las personas la responsabilidad de cuidar el planeta y su gente. Al capacitar a las personas con los conocimientos y las habilidades que necesitan, es posible trabajar hacia la sostenibilidad y preservar el planeta para las generaciones futuras.

Esto incluye enseñarles cómo se utilizan los recursos naturales, cuáles son los peligros reales, y qué pueden hacer para ayudar a prevenir estos problemas. Ese es el papel de la educación para el desarrollo sostenible.

 

Objetivos y Metas de Desarrollo Sostenible

En septiembre de 2015, las Naciones Unidas adoptaron 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 metas para erradicar la pobreza, salvaguardar el planeta y hacer un mundo más próspero.

Los ODS son objetivos universales que apuntan a poner fin a la pobreza en todas sus formas, abordar las desigualdades dentro y entre países, fomentar el crecimiento económico, etc. Además, también se enfocan en promover la industrialización y el desarrollo sostenibles para construir infraestructura resiliente; promover un crecimiento económico inclusivo y sostenible, reducir la desigualdad dentro y entre los países, y gestionar los recursos naturales de forma sostenible.

La ONU ha hecho de este objetivo su máxima prioridad para la próxima década. Las siguientes entidades de la ONU están comprometidas: la Asamblea General de la ONU (AGNU), el Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC), la Oficina del Secretario General y la Alianza de las Naciones Unidas para el Objetivo de Desarrollo Sostenible y sus socios.

 

La educación para el desarrollo sostenible

La mejor manera de asegurar una vida mejor es la educación. Ya sea un estudiante de secundaria en búsqueda de su primer trabajo, o un graduado universitario que busca empleo, es importante mantenerse al día en el cambiante mundo de la educación. Ayuda a las personas a lograr un desarrollo sostenible al ampliar sus habilidades y horizontes profesionales. También les da un trabajo bien remunerado que les proporciona los medios para mantener una estabilidad económica en el futuro.

A pesar de ello, más de 130 millones de niños en todo el mundo no van a la escuela, a menudo por razones como la pobreza, los conflictos y la falta de escuelas o maestros. Hay que invertir urgentemente en sistemas educativos que brinden a todos los niños oportunidades de enseñanza, y aprendizaje de calidad, para que puedan aprender las habilidades y los conocimientos que necesitan para construir un futuro mejor.

La educación para el desarrollo sostenible ofrece más que una simple oportunidad para el progreso económico; presenta, también, oportunidades de crecimiento personal que no pueden encontrarse en ningún otro lugar. Cuando las personas reciben una buena educación, se les brinda la oportunidad de fortalecer su potencial y capacidad para comprender e interactuar con el mundo que les rodea.

 

Mejorando la condición de la mujer en todo el mundo con la educación

Las niñas que tienen acceso a la escuela tienen más probabilidades de tener empleo, y de ganar salarios más altos. Estas también tienen más posibilidades de decidir sobre su futuro, así como de adoptar los medios para evitar contraer enfermedades.

Educar a las niñas es clave para mejorar la condición de la mujer en la sociedad. Cuando invertimos en su educación, invertimos también en sus familias y comunidades.  Se trata, además, de una forma de ayudarlas a liberarse de los ciclos de pobreza que han atrapado a sus familias durante generaciones. De esta forma, se las capacita con habilidades que les permitirán ser autosuficientes y proporcionar ingresos para ellas y sus familias.

 

Protección del medio ambiente mediante la educación para el desarrollo sostenible

El cambio climático es un problema global que afecta al medio ambiente y a todos los seres vivos de la tierra. Por ello, es importante que las personas sepan cómo pueden cambiar sus hábitos y acciones para ayudar al medio ambiente.

La educación para el desarrollo sostenible sobre el cambio climático debe ser proactiva, no reactiva. Los educadores deben salir a la comunidad y formar sobre las soluciones al cambio climático, puesto que la sociedad necesita conocimientos para actuar.

Muchas personas tienen diferentes razones por las que no quieren tomar medidas contra el cambio climático, pero es importante que todos comprendan lo que pueden hacer, sin importar cuán pequeño o insignificante pueda parecer, para marcar la diferencia.

No se puede esperar a que los políticos o las empresas salven la situación; depende de las personas, como individuos, educarnos a nosotros mismos y a nuestras comunidades sobre cómo podemos proteger nuestro medio ambiente.

 

¿Cómo aplicar sus principios a la educación?

El concepto de desarrollo sostenible se está volviendo cada vez más popular en el mundo actual. Los educadores ahora están encontrando formas de incorporar los principios del desarrollo sostenible en sus aulas.

Implica crecimiento económico con inclusión social, y protección del medio ambiente. Además de prestar atención a lo que llamamos “los tres pilares”: sustentabilidad social, económica y ambiental.