10 de Enero

16 ejemplos de diseño sostenible que mejoran nuestra vida

Universitat Carlemany

Share: 

En la Universitat Carlemany hemos adquirido el compromiso de contribuir al logro de un planeta mejor para todos. Parte de ese compromiso pasa por difundir la importancia de un consumo más sostenible que mejore nuestra vida. Y en la base de ese consumo está el diseño responsable. Queremos mostrarte 16 ejemplos de diseño sostenible que, como verás, contribuyen a diversos objetivos de desarrollo sostenible. Algunos de estos objetivos son: garantizar el acceso al agua, la energía asequible y la producción responsable. Por suerte, no ha sido sencillo realizar esta selección, ya que muchos estudios y marcas están trabajando día a día por alcanzar la calidad sostenible en sus proyectos y productos.

¿Cómo diseñar de manera eco sostenible?

Los principios básicos de base en cualquier diseño responsable y sostenible son, en definitiva, la reducción de materiales y energías, la reutilización de materiales y la facilidad de su futuro reciclaje. Todo esto tiene como fin de reducir el impacto medioambiental de nuestra actividad. 

Además de esto, existen algunos criterios que los diseñadores sostenibles siguen a la hora de idear y diseñar. Están relacionados con los tres principios anteriores y algunos de ellos son los siguientes:

  • Durabilidad. Este criterio es básico para un diseño sostenible y que perdure. Cuanto más tiempo podamos emplear cualquier producto menor será el impacto de este en el planeta. 
  • Multifuncionalidad. Importante para asegurar distintos usos y vidas a cada diseño. Esto permite del mismo modo aumentar su vida útil y mejorar la calidad de vida de quien haga uso de él. 
  • Reducción de materiales. Optimizar el empleo de materiales y de energía. Esto favorece la protección de los recursos y la reducción de las emisiones.
  • Diseño por desmontaje. Consiste en pensar en el modo de facilitar su reciclaje futuro, por ejemplo, identificando los distintos componentes.
  • "Monomaterial" y material bío. Realizando productos de un solo material que además sea biodegradable, se simplifica la fabricación y su futuro reciclaje.
  • Tecnología. Integrar la tecnología en los diseños sirve para optimizar sus prestaciones.
  • Diseño sistémico. Permite una mayor estabilidad de la producción a largo plazo. Pretende relacionar diferentes sistemas.
  • Respuesta a una demanda. Un diseño sostenible da respuesta a una necesidad actual o futura.

¿Cuáles son los mejores ejemplos de diseño sostenible?

Como decíamos, en la actualidad existen numerosos ejemplos. Aquí te mostramos algunas propuestas de sostenibilidad a nivel mundial, que hacen la vida más sencilla y mejoran nuestro planeta. Hemos tratado de incluir diseños que contribuyen a la mejora del planeta en distintos ámbitos. 

  1. Potabilizadora de agua Desolenator. Diseño eficaz, asequible y eco que podría proporcionar agua potable a casi 100 millones de personas en el mundo. Es portátil y funciona con energía solar.
  2. Ghetto Blaster. Este invento consiste en unos altavoces hechos con restos de botellas de plástico. La empresa que los fabrica se dedica a la fabricación de materiales de construcción y con este diseño ha querido aumentar su contribución al cuidado del medioambiente.
  3. Sistema Sky de cultivo urbano vertical. Alivia el impacto ambiental y es una alternativa que favorece la seguridad alimentaria. Es un sistema de bajas emisiones que emplea métodos de producción ecoeficientes. Minimiza el uso de recursos como tierra, agua y energía. Resultados: menor huella de carbono y alimentos frescos.
  4. Revestimientos para paredes y electrodomésticos fabricados con cáscaras de naranja y otros residuos orgánicos. Ottan Studio realiza además diversos diseños de mobiliario. 
  5. Rikr, mochilas a partir de envases de plástico reciclados. El material empleado es el GT-RK-001 procedente de la India, país que más basura genera en todo el mundo. De nuevo, la reducción de los plásticos que contaminan sirve de inspiración y motivación.
  6. Muebles fabricados con corcho, como el taburete Senta. Este material es altamente reciclable y biodegradable, además de resistente y duradero. 
  7. Los Jar Tops, utensilios de cocina reutilizados, dan segundas y terceras vidas a los tantas veces desechados tarros de vidrio. Son tapas que convierten dichos frascos en jarras, azucareros, vinagreras y otros elementos.
  8. Sensor Grohe Sense. Dispositivo que alerta ante la presencia de agua en superficies como el suelo. Evita los problemas derivados de fugas de agua. Su diseño minimalista permite ubicarlo en cualquier lugar.
  9. Baldosas fabricadas a partir de cáscaras de huevo de la firma Nature Squared. Esta marca de diseño ético quiere convertir al huevo en material de elección en construcción.
  10. El proyecto AWA ha diseñado un detergente en pastilla que disminuye la contaminación del agua. Contiene un microorganismo que genera probióticos que se “alimentan” de los contaminantes que encontramos en los cursos de los ríos.
  11. Wind Catcher, aerogenerador portátil. Es sencillo de montar, pesa aproximadamente 10 kilos y permite recargar las baterías de dispositivos electrónicos como bicicletas eléctricas.
  12. Heatherwick Studio ha diseñado un concepto de vehículo que además de no contaminar protege el planeta. Esto es así porque incorpora un filtro HEPA que “absorbe” la contaminación del resto de coches.
  13. Ciclomotores eléctricos de Xiaomi. Se trata de una alternativa de precio asequible que puedes recargar en casa. Una alternativa sostenible a la movilidad urbana para reducir el uso de otros vehículos más contaminantes.
  14. Sunlit Days de Cosentino. Se trata de la primera colección neutra en emisiones de carbono. Esta empresa fabrica superficies de cuarzo y otras variantes de piedra de modo sostenible.
  15. Sillas impresas en impresoras 3D a partir de desechos de fibras de factorías de aceite de palma de la diseñadora Natasa Perckovic. Reducir los desechos en los procesos de producción es vital para limitar la contaminación.
  16. Cartas de restaurante creadas a partir de papel piedra. Este material es resistente, durable, reciclable y sumergible en agua. Se realiza a partir de restos y no se emplea agua ni celulosa para su producción. Se diseñan de modo que puedan actualizarse sin necesidad de desechar.

Apoyamos los nuevos ejemplos de diseño sostenible

En la Universitat Carlemany nos interesan mucho el diseño y la formación. Por ello contamos con un grado online en Diseño que pone en valor la sostenibilidad. Queremos que el día de mañana nuestros alumnos sean los autores responsables tras nuevos ejemplos de diseño sostenible como estos. Y nuestro deseo es que cada uno de ellos sea capaz de idear soluciones sostenibles e innovadoras ante cualquier reto que se les plantee.