12 de Enero

Diseñador de producto: ¿qué hace y cuánto gana?

Universitat Carlemany

Share: 

El diseñador de producto, valga la redundancia, trabaja el diseño de producto. Este es un campo emergente que ha transformado la forma en que las personas ven el mundo. Se trata de diseñar productos para las personas. No es solo un arte, sino también una ciencia. El campo del Diseño de Producto está todavía en su etapa inicial y hay muchas oportunidades esperando ser exploradas.

El diseñador de productos tiene que trabajar con varias disciplinas, que incluyen, entre otras, ingeniería, psicología, estrategia de marketing y sociología. Deben diseñar productos que sean atractivos y fáciles de usar para los usuarios finales. Esto implica comprender los patrones de comportamiento humano y las emociones involucradas en el uso de un producto. Igualmente, y por hacer una breve introducción acerca de este profesional, debe ocuparse de todos los aspectos del proceso, desde la ideación hasta la producción. Deben reunir diferentes elementos como forma, materiales, paleta de colores, etc., para crear un producto que encarne los valores y expectativas de su cliente deseado.

Entrando un poco más en detalle: ¿qué es exactamente el diseño de producto?

El diseño de producto es un campo multidisciplinar que ha evolucionado en los últimos años debido al desarrollo tecnológico. Implica la concepción, diseño, producción y uso de un producto.

Los diseñadores son principalmente reconocidos por desarrollar cosas como aplicaciones móviles, automóviles, electrodomésticos de cocina o muebles. Sin embargo, también trabajan en cosas que no son tangibles. Por ejemplo, pueden desarrollar experiencias para museos o eventos.

El diseñador de producto debe ser capaz de combinar su creatividad con habilidades técnicas para producir nuevos productos que sean innovadores y estén de moda. Además, debería poder mejorar los productos existentes agregando nuevas funciones o actualizándolos con avances tecnológicos, así como comprender las necesidades de los clientes y las tendencias del mercado.

Hay tres aspectos fundamentales del diseño de productos:

  • Usabilidad: determina lo fácil o difícil que es usar el producto en cuestión para las personas, y si satisface sus necesidades
  • Estética: cómo se ve y se siente el producto cuando ya está acabado
  • Funcionalidad: establece si cumple la función para la que se creó

¿Qué es un diseñador de producto?

El diseñador de producto es el profesional que se asegura de que un producto sea usable, eficiente y estéticamente agradable.

Es posible que se requiera que un diseñador de producto trabaje con otros diseñadores y desarrolladores para crear un diseño que satisfaga las necesidades de su empresa. También tienen otras funciones como la creación de prototipos o la actualización de imágenes de productos. Este profesional suele ser una persona crítica con capacidad de resolver problemas usando su creatividad. 

Los diseñadores de productos trabajan en productos que la gente usa. Utilizan sus habilidades y experiencia para conceptualizar y desarrollar soluciones de productos que ofrecen valor para el usuario final.

La mejora de lo que existe o la creación de algo lo más perfecto posible

El diseñador de producto es una parte clave del proceso de diseño. Están involucrados desde la concepción hasta la producción y la comercialización. Trabajan con una gran variedad de materiales y procesos de fabricación para crear productos que resuelvan problemas o satisfagan necesidades. Pueden utilizar su conocimiento de materiales, procesos de fabricación y técnicas de construcción para crear un prototipo para un nuevo producto, mejorar un producto existente o hacer un modelo. Los diseñadores de productos también diseñan packaging y gráficos para los productos, además de preparar estimaciones de costos y determinar cuánto inventario se necesita.

El diseñador de producto está a cargo de crear la experiencia completa para una audiencia

Además de lo anterior, el diseñador de producto es el responsable de la experiencia completa que se proporciona a una audiencia para ganarse su confianza, lealtad e interés.

Son muchas responsabilidades las que tiene en el proceso de diseño. Deben crear wireframes para todos sus productos o de asegurarse de que la interfaz de usuario sea visualmente atractiva y fácil de usar para personas de todas las clases. Son los encargados de crear prototipos o modelos de su producto para que puedan probarlo y mostrarlo antes de lanzarlo al mercado. Por último, los diseñadores de productos deben asegurarse de que el aspecto digital de sus productos funcione a la perfección con todos los demás aspectos.

La empatía en el diseño de productos

A medida que más personas utilizan los productos que crean los diseñadores, se ven sometidos a una presión cada vez mayor para pensar en las necesidades de sus usuarios. Los diseñadores también deben considerar sus propias limitaciones al diseñar nuevos productos y estar abiertos a las aportaciones de otros que quizás no compartan su misma experiencia.

La empatía es un elemento importante del diseño. En los últimos años, el concepto ha ido ganando cada vez más reconocimiento, y muchos diseñadores han comenzado a diseñar desde un punto de vista centrado en el usuario.

La empatía consiste en comprender las necesidades y deseos de las personas a través de sus comportamientos. Esto no significa que no deba considerar sus propios sentimientos y emociones al diseñar una interfaz o producto; de hecho, hacerlo puede ayudarlo a comprender mejor a sus usuarios, pero también debe reconocer lo que el usuario quiere de un producto o servicio.

Ahora bien, ¿cuánto gana un diseñador?

Este puesto está bien remunerado, ya que se exigen muchos conocimientos y mucha creatividad para poder llevarlo a cabo. Así, según indica Indeed, el sueldo medio de un diseñador de producto está en 29.154 euros al año. 

Las ciudades donde se paga mejor a este profesional son Barcelona, con 35.713 euros anuales, Madrid, donde el salario medio es de 26.126 euros al año y, cerrando la lista, Valencia, con 22.129 euros al año.

A modo de conclusión, cabe señalar que el diseñador de producto es un creativo con un conocimiento profundo de cómo las personas interactúan con la tecnología para crear experiencias significativas y valiosas. Convertirse en uno requiere una comprensión de los principios de diseño y los principios de diseño de productos, así como la capacidad de conceptualizar y planificar.

Es la "persona de ideas" en una empresa que esboza ideas de lo que se puede hacer con productos o servicios, investiga el mercado y luego lo reúne todo en una idea cohesiva. Son pensadores creativos que entienden la ingeniería y la analítica. Es experto en resolución de problemas que deben tener soluciones prácticas listas para hacer realidad sus ideas.