8 de Enero

Diferencias principales entre energías renovables y convencionales

Universitat Carlemany

Share: 

Todos hemos oído hablar en algún momento de las energías renovables y no renovables, pero realmente, ¿se sabe en qué se diferencian unas de otras? A continuación, detallamos los principales rasgos distintivos de una y otra energía.

Existen varios tipos de recursos naturales dentro de la energía renovable: energía eólica, hidráulica, solar, combustible de biomasa y geotérmica. Además, sabiendo la importancia que tiene este tipo de energía, hay una investigación constante para encontrar otras fuentes alternativas a las energías no renovables. En estas últimas se encuentran los combustibles como el carbón, el petróleo o la energía nuclear procedente del uranio. 

Las energías renovables y no renovables

Estos recursos están disponibles de forma natural, y no se ven afectados en su creación por el impacto de ningún ser vivo.

Aunque, debido al uso que se hace de ellos, estos recursos no están presentes en su forma pura y, por lo tanto, recursos como el agua, la luz solar, deben usarse con cuidado. El enfoque debe ser una correcta administración tanto de la cantidad como de la calidad, de forma que también los puedan usar generaciones venideras.

La energía hidroeléctrica (agua) se considera como uno de los recursos renovables más importantes porque, según Iberdrola, se aprovecha el rendimiento en un 90- 95%.

La energía solar es la que se obtiene del sol, y es una de las formas más puras de fuente de energía natural y renovable. Se utiliza para diversos fines como calentamiento de agua, generación de electricidad, desalación de agua de mar, etc.

Por otro lado, la energía eólica es la que se consigue mediante el uso del viento para generar electricidad, y la geotérmica se consigue de la Tierra. La de Biomasa se obtiene de los desechos de animales y plantas. Esta energía se utiliza para producir calor y electricidad.

Las energías renovables y no renovables tienen sus características y, a continuación, hablaremos de las tradicionales.

Energías no renovables

Las no renovables, como ya se ha mencionado antes, son los combustibles fósiles, los que se han creado a lo largo de siglos, y que son restos de animales y plantas. Su característica principal es que no se pueden reponer.

El carbón, el petróleo, los minerales y los gases naturales son ejemplos comunes de recursos no renovables.

El carbón se utiliza para generar electricidad, mientras que el petróleo se utiliza de diversas formas, ya que proporciona gasolina, butano, gasoil, o queroseno para los aviones. Muchos cosméticos, lubricantes y plásticos son productos derivados del petróleo. Por otro lado, la nuclear es también energía no renovable porque el uranio es el combustible que se usa para su producción.

Algunas similitudes entre ambos tipos de energías

Aunque existen diferencias, que se verán luego, también hay similitudes entre estas formas de conseguir la energía que consumen las personas. Principalmente, en este sentido se pueden señalar dos características similares entre las energías renovables y no renovables: que ambos se encuentran en la naturaleza y que son muy valiosas.

La diferencia básica entre las energías renovables y no renovables energía

Si hay una diferencia elemental entre las energías renovables y no renovables, esa es la siguiente: la no renovable se obtiene a partir de restos antiguos y fosilizados de plantas y animales que vivieron en la tierra hace mucho tiempo. Además, se necesita una gran cantidad de tiempo para que estos recursos se creen y se repongan de forma natural.

Sin embargo, las energías que sí son renovables se reponen mucho más rápido. En lo que se refiere al periodo de tiempo, es posible comparar de la siguiente forma: el petróleo, por ejemplo, tarda entre decenas y cientos de millones de años en formarse. La energía eólica, la energía solar o la mayoría de los otros tipos de energía sostenible que hemos mencionado son de creación instantánea. El viento y el sol siempre aparecen, y cada vez que esto ocurra, se estarán generando recursos energéticos sostenibles.

Una diferencia entre energías renovables y no renovables es que, en el caso de las primeras, no se trata de recursos que contaminen.

Energía no renovable y cambio climático

Cuando se queman carbón, gas natural y petróleo para producir energía, emiten gases que atrapan el calor, como el dióxido de carbono. Este proceso es uno de los causantes del cambio climático.

Por otro lado, los combustibles fósiles son materiales que contienen hidrocarburos, como el carbón o el gas, que se encuentran en la corteza terrestre y se forman en el pasado geológico a partir de los restos de organismos vivos. Estas fuentes de energía representan la mayoría de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo.

Si las emisiones continúan sin restricciones, la atmósfera podría calentarse hasta 2.7 grados Fahrenheit por encima de los niveles preindustriales en el año 2040, según el último informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, un grupo de científicos internacionales habilitados por las Naciones Unidas para asesoramiento.

Los científicos afirman que este aumento de la temperatura amenazaría la vida en el planeta de muchas formas, incluida la presencia de grave escasez de agua. Habría más contaminación del aire, crecidas del nivel del mar, pérdida de hábitats naturales para muchas especies... También habría más olas de calor, se derretirían los casquetes polares y desaparecerían los arrecifes de coral de todo el mundo.

Durante los últimos 150 años, los seres humanos han sido y siguen siendo responsables de la gran mayoría del aumento de estos gases en la atmósfera, y la quema de combustibles fósiles a través de actividades es la mejor forma de acelerar este proceso.