24 de Mayo

Derecho ambiental: ¿Qué es y cómo respeta el medio ambiente?

Universitat Carlemany

Share: 

En estos últimos años en los que la Tierra está sufriendo daños derivados de las políticas y el mal uso de todas las personas, es más importante que nunca el derecho ambiental, ya que gracias a él se conseguirá que el planeta se preserve un poco más. Por ello, se hace imprescindible el conocer cómo cuidar la naturaleza, algo que estudian las Ciencias Ambientales.

¿Qué son los derechos ambientales?

Se puede afirmar que los derechos ambientales son aquellas leyes, reglamentos, acuerdos y derecho consuetudinario que se encarga de regular la forma en la que los seres humanos interactúan de manera habitual con el entorno.

De esta forma, el objetivo que persigue el derecho medioambiental es proteger el medio, y crear normas acerca de cómo utilizar todos los recursos naturales que las personas tienen a su disposición. No se trata únicamente de preservar el medio natural de los daños, sino también de establecer quién puede utilizar dichos recursos, y en qué condiciones puede hacerlo. El derecho medioambiental también tiene la potestad de regular la contaminación, cómo se deben usar los recursos naturales, la manera de proteger bosques, de extraer minerales y de proteger los animales.

¿Qué objetivo tienen los derechos ambientales con respecto al medio ambiente?

Dicho grosso modo, el objetivo principal que persigue el derecho ambiental no es otro que el de llenar las lagunas que existen en lo referente a materia medioambiental en todo el mundo, tanto en el derecho nacional como en el internacional. De esta forma, se puede contribuir a que se cree un marco jurídico más justo y que proteja los recursos naturales de los que dispone el ser humano.

Fue en la Declaración de Estocolmo, en el año 1972, la primera vez que se reconocieron los principios de los derechos medioambientales que hoy conocemos. No obstante, este documento no tiene fuerza jurídica alguna.

La misión del derecho ambiental es contar con un programa universal, que se pueda aplicar a todos los países y estados del mundo aceptando, naturalmente, su propia idiosincrasia y adaptaciones a sus necesidades.

Además, pretende consolidar y armonizar la escala global legal, dando lugar a una dinámica reforzada dentro del marco jurídico.

¿Qué es el derecho a un medio ambiente según la ONU?

Ya no cabe duda alguna de que el medioambiente es fundamental para que las personas existan. Evidentemente, sin que se den las condiciones ambientales adecuadas, la vida humana no existiría. Por eso es tan importante, y por tal motivo la ONU reconoce este derecho.

Llama la atención el hecho de que, aunque hoy en día puede parecer una obviedad, no se plasmó este derecho hasta el año 1972, fecha en la que se celebró la Conferencia sobre el Medio Ambiente Humano, y se firmó la Declaración de Estocolmo.

Para la ONU, el derecho a un medio ambiente sano es el derecho que tienen mujeres y hombres a disfrutar de una naturaleza y de unos recursos naturales que puedan aprovechar de manera responsable. Y es en pro de esto en lo que trabaja la Organización desde hace ya bastantes años.

Pero, ¿por qué es tan importante este derecho?

El derecho ambiental tiene una relación muy estrecha con los seres vivos y con el medio en el que habitan. Por ello, trata de defender el derecho a disfrutar de un aire de calidad, de un clima sin muchos altibajos, a una buena biodiversidad que enriquezca el planeta, y a un ecosistema gestionado de forma responsable.

No podemos olvidar que en esto es en lo que se basa la sostenibilidad del planeta, su desarrollo económico y su equidad social. Por ello, para que se garanticen todos los demás derechos existentes, es básico que sostengamos y mantengamos el entorno. Hay algunos que son extremadamente importantes, como puede ser el derecho al agua o a la alimentación.

Cuando hablamos de la salud, el derecho ambiental cobra especial relevancia, ya que regula, entre otras cuestiones, cómo preservar la atmósfera. Hay que indicar que la mala calidad de la misma, la contaminación, causa más de 8 millones de fallecimientos anuales, y que la cuarta parte de las enfermedades que conocemos hoy en día están provocadas por riesgos medioambientales.

¿En qué naciones protegen el derecho al medio ambiente sano?

Por suerte, cada día vemos que el compromiso de más naciones es más fuerte con la defensa de la naturaleza y el medio ambiente. Es más, en muchos países en la actualidad -en más de cien-, el derecho ambiental existe para proteger el estatus legal del derecho a un medio ambiente sano. Además, son más de 130 países los que tienen Tratados regionales que incluyen este derecho.

En nuestro país, es el artículo 45 de nuestra Carta Magna el que lo defiende, afirmando que todas las españolas y españoles tienen el derecho a disfrutar de un medio para que la persona pueda desarrollarse, pero también tiene el deber de su conservación.

Por otro lado, la Constitución también ordena que sean los poderes públicos los que vigilen y velen por los recursos naturales y su uso, de modo que la calidad de vida no sufra merma alguna.

Algunos de los principios del derecho ambiental

Algunos de los principios más importantes del derecho ambiental son los siguientes:

  • Globalidad: este principio se basa en las relaciones entre los distintos ecosistemas, y se caracteriza por una actuación más local, es decir, por aterrizar la idea más general en espacios concretos.
  • Horizontalidad: esta materia afecta directamente a distintos agentes, lo que significa que el derecho ambiental debe aplicarse teniendo en cuenta a todas las partes implicadas.
  • Sostenibilidad: mediante el principio de sostenibilidad se intenta coordinar de forma conjunta el crecimiento a nivel económico y el respeto por el medio.
  • Principio de responsabilidad compartida: se manifiesta de varias formas en lo público y en lo privado. Este principio afirma que los países tienen responsabilidades comunes, pero diferentes al mismo tiempo.

Como se ha puesto de manifiesto en este artículo, el derecho ambiental cobra más relevancia si cabe con el devenir de los años. Quién sabe si, tal vez, implantándolo, parte del daño que se ha infligido al medio ambiente pueda ser reversible.