4 de Marzo

Deep Web o Internet Profunda: qué es y cómo entrar

Universitat Carlemany

Share: 

La parte oculta de internet proporciona información de gran valor. Este artículo la define y te indica cómo entrar la Deep Web gracias a una buena formación informática.

Qué es la Deep Web: definición y formas de entrar

La Deep Web, o también denominada parte oculta de internet, es aquella que no ha sido indexada por los motores de búsqueda. O, dicho de otra manera, toda aquella información que no reconocen Google, Baidu, Yandex, Yahoo y otros motores, así como en las redes sociales (Facebook, Instagram, TikTok y otras).

Un problema recurrente es el de confundir la Deep Web con la Dark Web. En la Deep Web encontrarás páginas web desindexadas, bases de datos o páginas privadas, igual que en la Darknet. Ahora bien, la Darknet es aquel contenido que está oculto porque es ilegal y, para entrar, hay que hacerlo de una determinada manera, con autorización previa. Por lo tanto, no está de más que lo tengas presente a la hora de distinguir y saber cuáles son las condiciones.

Es recurrente hacer la comparación en internet entre la parte visible de la red y la Deep Web, como si la primera fuese, simplemente, la punta de un iceberg. Y esto tiene sentido, si tenemos en cuenta que el 96 % de internet no es accesible a través de los motores de búsqueda tradicionales. Lo que sucede es que, al no haber regulación, se puede encontrar, literalmente, de todo.

Saber cómo entrar en la Deep Web es sencillo y, en principio, no tiene nada de ilegal ni ilícito. Aquí te indicamos con detalle de qué manera lo puedes hacer:

¿Cómo se entra en la Deep Web?

La entrada en la Deep Web es, en principio, sencilla y, a veces, ni siquiera necesita software específico. Y hay que señalar que existen, básicamente, dos procedimientos según el nivel de privacidad deseado por la página y tu intencionalidad.

El primer caso es el de páginas que no están indexadas. En este caso, puedes optar primero por escribir el nombre completo del dominio en el navegador para entrar directamente. La segunda posibilidad que puedes utilizar es la de añadir la dirección IP para una entrada directa. Esta es una casuística en la que la mayoría de las personas se ven envueltas alguna vez, y aquí no hay ningún problema. De alguna manera, se entra en la Deep Web como recurso puntual la mayoría de las veces.

La segunda opción, más compleja, es la de utilizar un buscador específico como DuckDuckGo de Tor. También suele utilizarse el directorio The Hidden Wiki que clasifica temáticas. Ahora bien, hemos de advertir que, en este caso, las probabilidades de encontrar contenido ilícito se multiplican. Y, de hecho, la mayoría de las veces que se hace una navegación intencionada es con ese sentido.

¿Cómo entrar en la Deep Web desde el móvil?

La posibilidad de entrar en la Deep Web desde el móvil también existe, de manera que hay que conocerla.

Básicamente, hoy puedes entrar y hacer lo mismo en la Deep Web si estás en un ordenador de sobremesa o en un móvil. Los únicos requisitos que has de cumplir son tener una conexión a internet, un navegador y, si quieres afinar la búsqueda, contar con un navegador Tor. Lo cierto es que es muy fácil, porque en Google Play Store está disponible y solo lo tienes que descargar. Posteriormente, tendrás que instalar el Orbot Proxy, y listo. Ahora bien, recuerda que desde un móvil conectado a internet también se puede conocer la geolocalización, con los consecuentes problemas.

Sea como fuere, las mismas advertencias que se hacen en genérico se tienen que aplicar en este caso. De esta forma, te ahorrarás problemas y recuerda que, salvo que quieras dar un paseo sin más, las posibilidades de encontrar contenido ilegal son muy altas.

¿Qué pasa si me meto en la Deep Web?

Las consecuencias de entrar en la Deep Web son distintas según el conocimiento que tengas del lugar donde vas a entrar. De todas formas, no está de más hacer una diferenciación clara entre los espacios.

Por ejemplo, si entras en el dominio de una web confiable, no debería pasar nada. Simplemente, es una información que los buscadores no han indexado y que no está visible a simple vista. Esto puede pasar con empresas, asociaciones o páginas personales de reciente creación; la desindexación, además, puede ser una práctica de la empresa y no tiene por qué tener relación con nada ilícito. En este sentido, y siempre que la web cumpla los estándares de seguridad SSL, no has de preocuparte.

Otra cuestión es la de aquellas páginas o contenidos que han sido específicamente ocultados. No en vano, aquí ya hablamos de la Dark Web, el lugar donde moran los ciberdelincuentes. En este caso, deberías evitar entrar si no tienes unos conocimientos informáticos avanzados.  Además, hay una serie de precauciones básicas que aquí hay que redoblar, como no dar información personal ni tampoco abrir archivos descargados no revisados.

¿Qué tipo de contenidos hay en la Deep Web?

La palabra que definiría mejor a la Deep Web es la de anarquía, puesto que es una zona de internet no registrada ni regulada. El hecho de que esté fuera de los motores de buscador abre la puerta al descontrol. Y eso puede incluir todo tipo de acciones, más o menos reprobables.

Por ejemplo, es posible encontrar webs para descargar libros de forma gratuita. Ahora bien, otra de las posibilidades es la de realizar todo tipo de actividades delictivas sin que quede rastro. Ese es el motivo por el que conviene tener mucho cuidado a la hora de entrar en este mundo.

Hay que señalar que, en los últimos años, los cuerpos policiales han intensificado su actividad en la Deep Web. Por lo tanto, no es un espacio que tengas que frecuentar.

Conclusión

Entrar en la Deep Web es sencillo, pero conviene que sepas lo que es y sus implicaciones. En consecuencia, disponer de información hará que tu navegación por la red sea consciente y minimices los riesgos.