9 de Marzo

Business Analytics: qué es, funciones y sueldo

Universitat Carlemany

Share: 

El Business Analytics como disciplina es ideal para añadir valor y generar negocios. Por lo tanto, unos estudios especializados en ciencia de datos son fundamentales para mejorar.

Definición de Business Analytics

El Business Analytics es una disciplina que consiste en recolectar, procesar, clasificar e interpretar datos. Este campo, también denominado analítica de negocios, sirve para reducir las posibilidades de error cuando se emprende un proyecto o una variable.

Esta disciplina está, pues, inspirada en el Data Science. Por lo tanto, es imprescindible contar con una buena base matemática y estadística para ser un buen Business Analyst. La analítica puede ser descriptiva, predictiva y prescriptiva. Has de saber que la idea es contar desde un primer momento con la información para, posteriormente, interpretarla correctamente.

Estos especialistas pueden formar parte de un departamento de una empresa u ostentar la gerencia. Hay que señalar que esta profesión está altamente cualificada, puesto que proporciona un valor añadido para tomar decisiones.

Los profesionales que se encargan de realizar las funciones se denominan Business Analysts.

¿Qué hacen los Business Analyst?

El Business Analyst es un profesional que tiene una doble función. En primer lugar, la recopilación de todos los datos necesarios para el objeto de estudio. Por otra parte, con esa información y posterior interpretación, pueden proponer mejoras para los sistemas y procesos empresariales. Estas son algunas acciones concretas que llevan a cabo:

  • Confección de informes: la confección de informes sobre distintas cuestiones es una de las actividades de un Business Analyst. Hay que recordar que la selección y clasificación de datos es una parte central.
  • Identificación de fallos y problemas: esta es una de las claves principales, consistente en captar cuáles son aquellos puntos críticos, ya sea en una base de datos o en las métricas del negocio. Muchas veces, sin una analítica intensiva de datos, es imposible encontrar los fallos.
  • Desarrollo de pruebas: la formulación de hipótesis y el desarrollo de distintas pruebas para ver cómo funcionarían es importante. De esta manera, se pueden inferir modelos básicos.
  • Control de calidad: las políticas de control de calidad se realizan, básicamente, a través de la analítica de datos. Al final, un buen funcionamiento o validar la calidad de un producto o servicio son fundamentales. Herramientas como las encuestas suelen ser interesantes. Por lo tanto, esa es otra de las funciones que puede hacer este profesional.
  • Investigación y nuevos desarrollos: los datos permiten inferir nuevas soluciones y, de esta forma, plantear alternativas. Hay que señalar que esta información te permite generar valor e ir un paso por delante. Vale la pena, pues, tenerlo presente.

Estas funciones pueden ser realizadas de forma global o, en algunos casos, el Business Analyst se centra en alguna cuestión.

¿Qué se necesita para ser un Business Analyst?

El Business Analyst es un profesional que necesita una formación específica para conseguir sus objetivos. Hay que destacar los siguientes casos:

En primer lugar, es recomendable contar con alguna formación de Grado o Bachelor especializada en el ámbito empresarial. Por ejemplo, las carreras de Económicas, Empresariales o Administración y Dirección de Empresas son altamente recomendables. Eso sí, también es posible hacerlo desde una Ingeniería o alguna titulación de Matemáticas. Lo cierto es que las posibilidades que existen, siempre que tengan que ver con ciencias, son varias.

En segundo lugar, y esto es imprescindible, conviene tener una buena formación en Estadística. Una opción interesante es el Grado en Data Science, que combina informática con estadística y economía. Si te quieres especializar en esta área, te interesará, además de realizar algún estudio de posgrado. Ahora bien, sí es bueno destacar esta nueva formación que puede generar una diferencia.

Finalmente, hay que señalar que existen otras habilidades altamente recomendables. Por ejemplo, has de tener habilidades en la programación informática o en el uso de bases de datos. Además, también es fundamental la proactividad.

¿Cuánto gana un Business Analyst?

La retribución de un Business Analyst depende, fundamentalmente, de dos cuestiones. En primer lugar, de su antigüedad y calificación y, por otra parte, de su ubicación geográfica. Además, has de saber que, en algunos casos, hay profesionales sobresalientes que marcan la diferencia y cobran más.

Retribución media según la antigüedad

Las diferencias de retribución según la antigüedad son significativas. Por ejemplo, un analista senior, que tiene una antigüedad de más de 2 años, cobra de media en España 45.548 euros anuales. En cambio, has de saber que un analista junior o novel cobrará una media de  25.679 euros anuales. Por lo tanto, las diferencias son significativas, teniendo en cuenta que, cuanto mayor sea la antigüedad mayor tenderá a ser la retribución.

La realidad es que esta profesión es relativamente reciente, de ahí que los especialistas más antiguos estén bien retribuidos porque, además, suelen contar con varias titulaciones. Sea como fuere, sí que se puede señalar que es una profesión bien pagada desde el principio.

Retribución media según el lugar de residencia

El lugar de residencia, si nos referimos al país, hace que el salario de un Business Analyst varíe sustancialmente. Por ejemplo, un profesional que viva en España cobra una media de 45.548 euros anuales. En cambio, los profesionales que residan en los Estados Unidos cobran una media de 77.128 dólares (algo más de 70.000 euros). Es importante señalar que en países como Estados Unidos o Reino Unido la retribución suele ser mayor, puesto que tienen una economía más centrada en el conocimiento.

La segunda variable que has de tener en cuenta es la ubicación dentro del país. Aunque esta cuestión puede variar según la creación o no de polos de desarrollo tecnológico, sí hay algunas pautas generales. En primer lugar, se tenderá a cobrar más en las regiones con mayor renta per cápita y PIB. Por otra parte, hay que señalar que en los entornos urbanos tiende a cobrarse más que en entornos rurales.

Conclusión

El Business Analytics, en tiempos de Big Data, genera valor y ayuda a mejorar cualquier ratio de rendimiento. No ha de extrañar, pues, que los profesionales del ramo estén bien valorados. En consecuencia, contar con una buena formación es imprescindible para trabajar mejor.