6 de Agosto

5 ejemplos de desarrollo sostenible ambiental

Universitat Carlemany

Share: 

Un concepto, o mejor dicho un hecho, que va ganando cada vez más adeptos en su causa es el desarrollo sostenible ambiental.

 

La sostenibilidad ambiental es el proceso de gestionar el medio ambiente de manera que pueda ser sostenido para las generaciones futuras. Hace hincapié en tres conceptos:

1) Preservar los recursos del planeta usando menos y de forma más efectiva.

2) Deshacerse de los desechos mediante el reciclaje, la reutilización y la reducción.

3) Incrementar la diversidad en el medio ambiente para sobrevivir a las condiciones cambiantes.

 

El desarrollo sostenible ambiental es un concepto relevante, porque fomenta que las personas aprendan a usar los recursos naturales de forma inteligente, y proteger el planeta de la contaminación o los daños irreparables. Esto es algo que las diferentes voces asociadas con las ciencias ambientales, entre ellas las instituciones educativas, llevan reclamando hace años: la gestión interdisciplinar de los espacios naturales. Dicha relación debe, no solo respetar los ecosistemas, sino tener en cuenta cómo interaccionan con la sociedad y cómo se integran en las distintas políticas públicas actuales. La razón última de llevar a cabo estos esfuerzos es la de minimizar el impacto del hombre en el medio.

 

Algunos ejemplos de desarrollo sostenible ambiental

Dicho todo lo anterior, a continuación, se señalan formas y ejemplos de cómo el desarrollo sostenible ambiental puede ejecutarse de manera práctica.

 

Turismo sostenible o ecoturismo

Un buen ejemplo de desarrollo sostenible ambiental es precisamente el llamado ecoturismo.

El turismo sostenible fomenta la visita de espacios naturales para el esparcimiento, así como para conocer el entorno y sus habitantes. Puede reducir los impactos ambientales causados por las actividades turísticas estándar, como la contaminación, la acumulación de desechos e incluso la deforestación.

El ecoturismo no renuncia a la actividad turística, pero cuida que la actividad no degrade el medio ambiente, y que se lleve a cabo dentro de los límites de su capacidad de carga. Esto se hace con el fin de preservar tanto los recursos naturales como humanos. Así se garantiza que se pueda seguir realizando esta actividad, ya que el medio en el que se desarrolla no quedará perjudicado por la acción del hombre.

El turismo sostenible permite una relación sana entre humano y naturaleza.

 

Agricultura sostenible, otro ejemplo de desarrollo sostenible ambiental

En cualquier lugar del mundo, la alimentación es básica y un pilar fundamental del desarrollo sostenible. Por su parte, la agricultura garantiza que tanto los cultivos como el ganado se utilicen sin dejar de proteger el medio ambiente. En ella se pueden encontrar técnicas como rotación de cultivos, compostaje o manejo integrado de plagas.

Un componente importante de la agricultura sostenible es la rotación de cultivos. Estos se rotan en diferentes zonas para evitar que las plagas destruyan los nutrientes de una, y para evitar fertilizar en exceso un área de tierra. Esta técnica también ayuda a reponer los nutrientes en el suelo para que las plantas puedan crecer mejor.

 

Ahorro de energía

Sin lugar a dudas, este es uno de los pilares fundamentales del desarrollo sostenible ambiental. Por esa razón, todos los países del mundo están poniendo su foco en el ahorro de energía.

El uso excesivo y poco responsable de los recursos naturales para generar energía es lo que ha provocado, entre otros problemas, el calentamiento global, cuyo foco principal es la emisión de gases que generan las energías tradicionales, es decir, el carbón y el petróleo.

Una práctica que se está implantando en todo el planeta es la de desechar los tradicionales combustibles fósiles en pro de las energías renovables, así como el ahorro de energía. Si entre todos conseguimos utilizar menos energía y de forma más eficiente, el impacto en el medio será infinitamente menor.

Además, el hecho de consumir menos recursos naturales no solo ayuda a un mejor estado del medio, sino que es posible depender menos de la compra de energía, pudiendo optimizar la que se crea en cada país.

 

Consumo de agua de forma más responsable

Hay elementos que son imprescindibles para la subsistencia de la raza humana, y uno de ellos es el agua. En la actualidad se usa para todo, y es por eso por lo que hay que utilizarla de forma responsable.

No solo son las empresas y los gobiernos los que pueden llevar a cabo políticas para que, por ejemplo, el agua no acabe contaminada con las actividades de la industria. Asimismo, el ciudadano también puede poner de su parte. Basta con realizar tareas muy sencillas, como, por ejemplo: cerrar bien los grifos, evitar cualquier fuga que se pueda producir o instalar dispositivos de ahorro, entre otras.

 

Reciclaje como forma de ayudar al desarrollo sostenible ambiental

El reciclaje es también muy importante en el desarrollo sostenible ambiental, puesto que ayuda a conservar los recursos naturales, y contribuye a reducir la cantidad de desechos que se producen.

En muchas partes del mundo, el reciclaje se realiza como una actividad voluntaria por parte de personas o comunidades. Hay tres tipos principales de materiales reciclables: papel, plástico y metal. Cada uno tiene sus propios beneficios para el desarrollo de la sustentabilidad ambiental.

Solo a modo de ejemplo, los productos de papel constituyen un porcentaje importante de los residuos generados, y tardan alrededor de doscientos años en descomponerse si acaban en un vertedero. Reciclarlo puede reducir la contaminación del aire por las emisiones de la incineración, o la lluvia ácida por las emisiones de dióxido de azufre.

 

A modo de conclusión

Lo que es verdaderamente importante es comprender que el desarrollo sostenible ambiental es un marco global en el que se llevan a cabo una serie de acciones. No obstante, en ningún momento estas deben ser acciones aisladas.

Lo que busca es cambiar la mentalidad y el paradigma, de forma que la sostenibilidad sea la forma de intentar paliar los muchos daños que ya ha sufrido el planeta.