15 de Febrero

5 consejos para estudiar mejor

Universitat Carlemany

Share: 

El estudio, sobre todo, de formación superior, es un trabajo que requiere una gran cantidad de esfuerzo y dedicación. Obviamente, cuando se hace de forma adecuada, se consigue la recompensa que buscamos, pero no es nada sencillo. Algunos consejos para estudiar mejor siempre son bienvenidos.

En el caso de que se busque un estudio más efectivo y eficaz es fundamental contar con un plan que permita abordar los estudios adecuadamente. Es fundamental contar con una estrategia que permita aprender los conceptos que se han impartido, mediante una planificación específica, y un horario que podamos respetar y que se adapte a nuestra rutina.

Por esa razón en este artículo se detallarán 5 consejos para estudiar mejor. En caso de que no se cuenten con técnicas o metodologías de estudio, este post puede resultar a los estudiantes de una gran utilidad.

Los hábitos de estudio se cultivan desde edades tempranas

Como decimos, estudiar es un hábito. Es algo que se realiza con el cerebro, y este es un músculo más de nuestro cuerpo que hay entrenar con algunos consejos para estudiar mejor.

Sin embargo, es fundamental entender que es necesario disponer de buenos hábitos a la hora de abordar el estudio superior, y esos hábitos deben haberse creado en etapas anteriores de la formación del alumno. No obstante, si no se han creado, siempre se está a tiempo de desterrar los que no son válidos y de crear otros nuevos con perseverancia y entendiendo la importancia real de lo que se está haciendo.

No hay que olvidar que estudiar es un trabajo a tiempo completo que será la herramienta mediante la cual el alumno podrá acceder al mercado laboral, y por eso es tan importante.

5 consejos para estudiar mejor y de manera más efectiva

Ya hemos hablado de la importancia de estudiar adecuadamente para que dicha práctica rinda como debe, y que no sea una pérdida de tiempo. A continuación, se señalan 5 consejos para estudiar mejor.

Descubrir cuál es la forma de aprendizaje de cada persona

Evidentemente, cada persona es única y diferente. Por lo tanto, las necesidades y la manera de aprender es distinta. Lo primero de todo es descubrir qué tipo de estudiante se es.

Existen diferentes formas de aprender, cada una con sus propias características. Así, hay estudiantes que usan principalmente el sentido de la vista para aprender, son los visual learners. Para ellos, resulta muy útil el uso de cualquier elemento visual, como pueden ser esquemas, infografías o cualquier otro soporte.

Para otros estudiantes la herramienta principal es la escucha. En este caso, la manera de estudiar es escuchando, ya sea música, poesía, el temario grabado en audio o cualquier otra cosa que estimule su aprendizaje.

El tercer tipo de estudiante es el kinestésico. Esta clase de estudiante es el que aprende de una forma efectiva si adopta un rol activo, es decir, que hace cosas como dibujar, juegos de rol... Básicamente, es el que trata de aplicar los conceptos a su propia vida.

Así, el primero de los consejos para estudiar mejor es precisamente este, conocer el tipo de estudiante que se es y adoptar cualquier técnica o metodología en consecuencia.

Encontrar el mejor lugar para trabajar

Continuando un poco en la línea del punto anterior, cada tipología de estudiante necesita un ambiente diferente para estudiar. Hasta hace unos años, existía la creencia de que era necesario usar siempre la misma estancia, ya que de esta forma el cerebro se acostumbraba a los estímulos y podía trabajar mejor. Sin embargo, una revisión del estudio Learning Styles: Concepts and Evidence, realizado por los psicólogos de la Universidad de California Harold Pashler, Mark McDaniel, Doug Rohrer, Robert Bjork, demuestra que, en realidad, el estudio es más efectivo si se cambia con frecuencia, ya que el cerebro presta más atención al necesitar estar alerta para adaptarse a los cambios.

En este sentido, el estudiante deberá encontrar el mejor lugar donde estudiar, un lugar sin distracciones, con buena iluminación y en el que sea fácil concentrarse.

Tener un horario y cumplirlo

Es básico insistir en este punto. De hecho, es uno de los mejores consejos para estudiar mejor que se pueden proporcionar.

A la hora de abordar la tarea de estudio es imprescindible tener constancia y disciplina, es un trabajo duro, y es necesario considerarlo como cualquier otro trabajo, con un horario que hay que cumplir.

Para ello, lo mejor es crear un horario físico que se pueda consultar, repartir el tiempo entre las distintas asignaturas, y cumplirlo de manera estricta. Es fundamental adoptar un compromiso.

Y esto es muy importante, hay que desterrar de ese tiempo la multitarea.

Evitar centrarse en una sola materia demasiado tiempo

Y a esto ayuda el punto anterior. Cuando se estudia, es posible llegar a un punto de saturación importante, y por eso es útil repartir el tiempo entre las distintas materias de estudio de forma que se aborden y trabajen distintas áreas. Eso ayuda a combatir el agotamiento.

En lugar de centrarse en una única cosa, mejor combinar distintas áreas de estudio.

Los tiempos de descanso son importantes

De hecho, el descanso mientras se estudia es tan importante como el estudio en sí mismo. Es elemental estar con un buen nivel de concentración y estudiar la materia sin distracciones, poniendo el foco en la materia y (llegado el caso) en los supuestos prácticos, pero también lo es desconectar, por ejemplo, entre asignaturas.

Es importante contar con momentos para relajarse. Es una buena idea, si no se desea salir, dejar de mirar la pantalla del ordenador y dirigir la vista hacia un punto más lejano.

Estos son solamente algunos consejos para estudiar mejor, que son fáciles de poner en marcha y muy efectivos.