26 de Noviembre

10 ejemplos de construcciones sostenibles

Universitat Carlemany

Share: 

Nos encontramos en un momento en el que es fundamental que todos los sectores de nuestra sociedad pongan de su parte para ayudar a mejorar un futuro más sostenible. Y la arquitectura no es una excepción.

¿Qué es la construcción sostenible?

La construcción sostenible es aquella que se realiza teniendo siempre en cuenta los factores y aspectos necesarios para reducir o eliminar todo aquel impacto negativo en el medioambiente. Además, trata de fomentar un impacto positivo no solamente en el clima, sino en el entorno.

Todos los edificios que se realizan de esta manera ayudan a preservar nuestros recursos naturales y a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Entre las características de la construcción sostenible se encuentran las siguientes:

  • La utilización eficiente de la energía, agua y otros recursos.
  • Uso de energías renovables, como la energía solar.
  • Empleo de medidas para reducir la contaminación y desechos. Uso de la reutilización y el reciclaje.
  • Buena calidad del aire ambiental interior.
  • Se trata de reducir la huella medioambiental en el diseño, construcción y gestión de la construcción.
  • En todo momento, estos edificios se construyen pensando en la calidad de vida de las personas.
  • Su diseño permite la adaptación a un entorno que cambia constantemente.

Algunos de sus principios

Entre los principios de la construcción sostenible, encontramos el hecho de que siempre consideran cuáles son las condiciones del entorno en el que se ubican. De esta manera, estas construcciones son más eficientes.

Igualmente, se emplean materiales constructivos que permiten reducir la cantidad de energía que hay que consumir, y se fomenta de manera muy importante el uso de las energías renovables.

10 ejemplos de construcción sostenible

En todo el mundo podemos encontrar ejemplos de esta conciencia por el medioambiente y por la necesidad de dejar un mundo mejor a quienes vienen detrás.

A continuación, se listan 10 ejemplos de construcción sostenible.

La Biblioteca de Bishan, en Singapur

La ciudad de Bishan (Singapur) es el lugar elegido para escoger este edificio. El diseño responde al concepto de “casa en el árbol”, solo que esta construcción sostenible tiene una extensión de 4.000 metros.

La Biblioteca Comunitaria incide en la reducción de electricidad, ya que aprovecha al máximo la luz del sol. Para ello, se construyó en la zona más importante del edificio un patio muy grande que deja pasar la luz natural a la zona que más se usa.

Su orientación, sus muchos tragaluces y cristales de colores, permiten que la luz que entra a través de ellos cree un efecto muy atractivo y adecuado para la lectura, que es el objetivo principal del edificio.

La Torre Iberdrola, en Bilbao (España)

Este ejemplo de construcción sostenible es un edificio cuya altura es de 165 metros y que alberga un centro de negocios.

Cuenta con la Certificación LEED CS 2.0, que acredita que un proyecto es completamente respetuoso con el medio. Además, este edificio solo usa fuentes energéticas renovables, y el porcentaje de materiales reciclados utilizados en su construcción asciende a un 20%.

El edificio dispone de aparcamiento para bicicletas, para coches eléctricos y duchas. Su sistema de climatización permite apagar las unidades que no se están usando de forma individual, lo que permite ahorrar energía. Igualmente, para reducir el consumo de agua, está equipada con grifos electrónicos.

Edificio del Píxel, en Melbourne (Australia)

Inicialmente concebido como un prototipo de oficinas para el futuro, el edificio del Píxel es uno de los mayores exponentes en construcción sostenible. Su eficiencia radica en el uso de la energía renovable, su sistema para reutilizar el agua, las cubiertas y la gestión de los residuos.

Sus cuatro plantas incorporan un diseño especialmente pensado para neutralizar el carbono. Entre los muchos sistemas eficientes con los que está equipado se encuentran persianas fijas, cristales dobles en ventanales, pocas plazas de aparcamiento, y un techo ajardinado que recoge las lluvias, y en el que se puede cosechar.

Parque empresarial Alvento, Madrid

Madrid acoge este parque empresarial con certificación LEED Plata. Tras evaluar la localización, la calidad ambiental, la capacidad de ahorrar agua y otros factores, le ha hecho merecedor de este certificado.

No solo está aislado acústicamente, sino que cuenta con protección exterior para evitar la radiación solar y no tiene barreras arquitectónicas.

Museo del Mañana, Río de Janeiro: construcción sostenible

Este ejemplo de construcción sostenible se inspira en la naturaleza. Es una galería a dos niveles que se rodea de estanques y zonas con jardín. Su techo está formado por placas solares que, para sacar el máximo rendimiento al sol, se adaptan a la posición de este.

Además, para hacer menos uso de energía en climatización, el museo utiliza agua de piscinas que están en su radio.

Parque Palmas Altas, en Sevilla

Este parque tecnológico pertenece a Abengoa y es otro ejemplo de construcción sostenible. Es reseñable porque en 2015 consiguió la pre- certificación LEED Platino no solo en España, sino en Europa.

Cuenta con siete construcciones que se disponen entorno a una plaza que les proporciona luz y ventilación natural. Dispone también de paneles solares, pilas de hidrógeno, y climatización eficiente y sostenible.

Construcción sostenible: hospital bioclimático de Susques

Uno de los primeros ejemplos de hospital bioclimático en Sudamérica es el de Susques, en Argentina. Este edificio se ha construido con materiales locales y es un ejemplo de innovación, como la calefacción mediante energía solar que se traslada al interior a través de las paredes.

Hotel Stadthalle, en Viena

El hotel Stadthalle es una construcción sostenible, tanto que su consumo de energía es cero. El edificio autoproduce la energía que usa gracias a sus paneles solares y a su bomba de calor.

Igualmente, solo usa bombillas LED, y su climatización le permite ahorrar en energía; además, usa dispositivos para aprovechar el agua al máximo.

Barrio Winnenden, en Stuttgart

Winnenden se ha reinventado utilizando la construcción ecológica, algo que le ha llevado a experimentar un nuevo auge. Por ejemplo, los edificios se fabricaron con materiales inocuos, y todos ellos disponen de un techo vegetal para que el agua que se recoja que pueda reutilizar.

Colegio Rochester en Bogotá

He aquí un ejemplo de la sostenibilidad en un centro de enseñanza. Es el primer centro de toda América del Sur que puede presumir de la Certificación LEED Oro.

En Rochester se fomenta y se apuesta por un consumo mínimo de agua potable gracias a su sistema de tratamiento de aguas residuales, así como al consumo energético bajo gracias a sus plantas de energía solar.

Sin duda, hay otros muchos ejemplos de construcción sostenible en el mundo; una buena muestra que, junto con los que hemos destacado, dejan patente que otra manera de hacer las cosas es posible, también en este campo.